Los intelectuales y LA NACION. Williamson: "Era un apasionado"