El torneo de la URBA. A CUBA lo salva su calidad