Aronian, un campeón opacado