La historia de Marcos Ortiz, un joven ajedrecista ciego que brilla en un torneo convencional