El sueño por cumplir de Mo Farah: trabajar en Arsenal

El atleta habló sobre el club del que es hincha desde que llegó de Somalía a Gran Bretaña y dijo que soñaba con ser parte de la institución; ¿de qué podría trabajar Farah?
(0)
28 de septiembre de 2016  • 11:17

Mohamed Farah , el genial fondista británico de origen somalí no para. Al menos, hasta el Mundial de atletismo de 2017 pretende seguir como atleta profesional. Sin embargo, ya planifica sus días para cuando deje de competir. “Una de las cosas que me encanta es el fútbol y mantengo una buena relación con el Arsenal . Empecé a seguirlos desde la primera vez que vine a Gran Bretaña cuando era un niño", contó Farah. Y añadió: "Me gusta la forma en la que juega y además tienen un gran núero de futbolistas de origen africano. Algún día me encantaría poder trabajar para ellos, quizás como preparador físico. Soy un gran creyente de lo que el cuerpo es capaz de hacer con un entrenamiento adecuado”.

Su vínculo con el club de sus amores y su mentalidad ganadora pueden llevarlo a Arsenal. Actualmente, el preparador físico es Tony Colbert, quien está en el club inglés desde 1998, el técnico es Arsène Wenger, mientras que Craig Gant trabaja como su ayudante.

Por qué Mo Farah llegó a Gran Bretaña

El padre de Mo Farah nació en Inglaterra pero es de origen somalí y conoció a su madre durante unas vacaciones en el país de sus ancestros.

Cuando Mo era un niño, en su ciudad, Gebilay, su madre se fue junto con sus cuatro hijos (Mo, Hassan, Wahib y Ahmed) a vivir con sus abuelos maternos en Yibuti. La razón es que el padre tenía que volver a Inglaterra a continuar con sus estudios y con su trabajo. Un año después de dejar Gebilay, las fuerzas somalíes atacaron su ciudad y mucha gente huyó a Kenia y Etiopía. Mo Farah y su familia no pudieron marcharse. Con el tiempo, decidieron unirse a su padre en Gran Bretaña. El plan inicial consistía en que viajara la madre y sus cuatro hijos. Pero antes de tomar el avión, Hassan, su hermano gemelo, se enfermó y no pudo volar. Era tarde para cambiar los pasajes y si renunciaban a viajar, perdían mucho dinero de los pasajes. Con un enorme sinsabor, la madre decidió viajar con tres de sus cuatro hijos. Así, Hassan se quedó con una parte de la familia en Yibuti.

La idea era que Hassan se reuniera con la familia cuando estuviera bien de salud y que su padre regresara a buscarlo. Cuando lo hizo, no lo encontró. En medio de esa crisis familiar, los padres de Farah se divorciaron Sus tres hermanos, ya que uno había nacido en Inglaterra, decidieron irse con el padre, mientras que Mo Farah prefirió quedarse con su primo Mahad porque le recordaba mucho a Hassan. Tiempo después, su madre regresó a Yibuti para buscar a Hassan, pero Mo no lo pudo volver a ver hasta doce años después de la separación.

Ya, en 2003, cuando Mo Farah tenía 20 años viajó a ver a su hermano que se casaba. Desde ese momento (hace casi 13 años) recuperaron la relación y se hicieron inseparables. Por más que vivan a , tuvo la excusa perfecta para ir a verlo, en la boda de Hassan, quien trabaja como ingeniero en telecomunicacione.. Desde entonces, aunque separados por la distancia, siguen comunicados de manera permanente.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.