La cruda opinión de un expiloto de Fórmula 1 sobre Ayrton Senna: "Era increíblemente egoísta"

Ayrton Senna ajusta su espejo retrovisor en los boxes el 1 de mayo de 1994 antes del inicio del Gran Premio de San Marino. Senna murió después de estrellarse en la séptima vuelta
Ayrton Senna ajusta su espejo retrovisor en los boxes el 1 de mayo de 1994 antes del inicio del Gran Premio de San Marino. Senna murió después de estrellarse en la séptima vuelta Fuente: Archivo - Crédito: AFP JEAN-LOUP GAUTREAU
(0)
8 de abril de 2020  • 15:00

El año 1994 fue trágico para la Fórmula 1. Maldito. Los accidentes mortales de Ayrton Senna y de Roland Ratzenberger , durante el fin de semana del Gran Premio de San Marino, en Imola, enlutaron el resto de aquella temporada de la máxima categoría. El recuerdo de ambos perdura hasta hoy, sobre todo lo que rodea a la figura del brasileño, uno de los pilotos más talentosos de la historia.

Según el expiloto Mark Blundell de McLaren, el brasileño era una mezcla entre "genio y locura", esa fue la forma que eligió para describirlo en el podcast oficial de la Fórmula 1 'Beyond the Grid', donde también sorprendió con un concepto fuerte: "Era increíblemente egoísta. Se aseguró de siempre obtener lo que necesitaba para tener éxito".

El británico fue piloto de pruebas en McLaren en 1992: por aquel entonces, coincidía con Senna, quien compartía alineación titular con Gerhard Berger. Era el momento en la Fórmula 1 en e que la escuderia Williams estaba dispuesto a tomar la vanguardia con su monoplaza a partir de ayudas electrónicas: se trataba de la suspensión activa como la ventaja clave, un avance que McLaren trabajó con la pericia de Mark.

Mark Blundell participó en 63 Grandes Premios de la F1 entre 1991 y 1995; alcanzó tres podios y recogió 32 puntos

Mark Blundell, el piloto que criticó las actitudes de Senna en McLaren
Mark Blundell, el piloto que criticó las actitudes de Senna en McLaren

"Recuerdo una prueba en Imola. Estaba sentado en el auto con la suspensión activa y mi tiempo de vuelta fue un poco más rápido que el tiempo de Senna, quien rodó sin este aditamento", expresó Blundell, quien describió que el brasileño no podía creer que un piloto de pruebas fuera más rápido que él. "Así que estudió los datos y analizó lo que estaba sucediendo allí".

"Luego del test, se suponía que debía ir al aeropuerto entonces y me acordé que Josef Leberer, el fisio, me llevaría allí. '¿Me puedes llevar?', le pregunté, entonces, Senna levantó la cabeza ligeramente y solo dijo: 'No. Él se queda aquí'. Había todo tipo de personas en esa reunión, nadie dijo una palabra. Solo tartamudeé: 'Pero, entonces ¿cómo llego al aeropuerto de Bolonia?. Josef debería llevarme, todo estaba planeado'. Senna levantó la vista nuevamente y dijo: 'No, se queda aquí'.Fue un juego psicológico en el que me hacía comprender que solo era el piloto de pruebas, el sustituto", relató.

Por último, expresó: "Así fue como trabajaba, lo entendí más tarde. Siempre se las arregló para sacar el máximo provecho de las personas que lo rodeaban. Tenía el don de hablar sobre algo y presionar un sistema sin que la gente a su alrededor se diera cuenta de cuán grande era esta presión".

El podcast completo de Blundell

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.