GP de Hungría: Sebastian Vettel se quedó con la carrera más emocionante del año