La salud de Michael Schumacher: trasladan a París al séptuple campeón de la F.1

Michael Schumacher fue trasladado a París
Michael Schumacher fue trasladado a París Fuente: Archivo
(0)
9 de septiembre de 2019  • 19:03

En el mayor de los secretos, Michael Schumacher fue traslado al hospital Georges Pompidou, de París, donde se someterá a transfusiones de células madres para lograr una acción anti-inflamatoria sistemática. El hermetismo que impera alrededor de la salud del siete veces campeón mundial de la Fórmula 1, que se accidentó el 29 de diciembre de 2013, en los Alpes franceses, mientras practicaba esquí, fue quebrantado por el diario Le Parisien, que publicó un artículo ofreciendo pequeños detalles del tratamiento que será practicado por el profesor Philippe Menasché, un célebre cirujano cardíaco y un pionero en la terapia celular en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca.

Amparados en el secreto médico, Menasché y las autoridades del hospital no confirmaron ni desmintieron la noticia, a la vez que otros reportes de prensa señalan que Schumacher fue trasladado al menos en dos oportunidades a París en 2019. En la primera de las veces, en la clínica La Pitié-Salpetrière y aunque no existen precisiones sobre la fecha, se presume que la visita se realizó entre los meses de marzo y junio. En julio pasado debía realizar una nueva presentación de control, pero el viaje fue postergado por un imprevisto médico y la misma fue reprogramada para septiembre, cuando Menasché -forma parte del consejo de administración del Instituto del cerebro y de la médula espinal, consigna la agencia de noticias ANSA- retornaba de sus vacaciones.

La salud de Schumacher estuvo rodeada de un halo de misterio desde el momento del accidente y la información más reciente la brindó Jean Todt, actual presidente de la FIA y exjefe del piloto alemán, que lo visitó en la fortaleza de Gland, Suiza. "Vimos la carrera juntos", anunció, en referencia al Gran Premio de Hockenheim, que ganó de manera magistral Max Verstappen (Red Bull Racing). Fue la cita de la F.1 en la que Mick, el hijo que participa en la Fórmula 2 de la FIA, se subió a la Ferrari que Michael manejó en 2004 y con el que logró la última corona, la quinta con la Scuderia.

En la charla que sostuvo con los medios, Todt señaló que "Michael está en las mejores manos, bien cuidado. No se rinde y sigue luchando, al igual que su familia".

Después del accidente que lo tuvo en coma durante nueve meses, Schumacher fue trasladado al hospital de Lausana, Suiza, y más tarde a su casa, a orillas del Lago de Ginebra, donde inicio un largo proceso de rehabilitación amparado por la privacidad y la compañía de su familia, con su esposa Corinna como eje. La información y los partes de la salud del séptuple campeón del mundo son brindados por Sabine Kehm, su representante, quien mantiene una reserva estricta sobre su evolución.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.