La sanción a Vettel que divide a la Fórmula 1: por qué se rechazará la apelación de Ferrari

Sebastian Vettel y Lewis Hamilton en Montreal
Sebastian Vettel y Lewis Hamilton en Montreal Fuente: AP
Alberto Cantore
(0)
10 de junio de 2019  • 23:59

El furioso desenlace del Gran Premio de Canadá, en Montreal, le marca el pulso a la Fórmula 1, que por estas horas desearía reunir a los jefes de las escuderías y sus representantes técnicos para desbloquear las negociaciones sobre las reglas para 2021 o enfocarse en la siguiente estación: el GP de Francia, en el circuito de Paul Ricard. Pero la sanción de cinco segundos que le aplicó la Dirección de la Carrera a Sebastian Vettel por reingresar de manera insegura, tras salirse del dibujo en la Curva 3, castigo que determinó la victoria de Lewis Hamilton, la quinta del británico en siete carreras del calendario, es la comidilla del Gran Circo, entre la apelación que presentará Ferrari y las opiniones encontradas de excampeones sobre la controvertida maniobra del giro 48.

El plazo de 96 horas que cuenta la Scuderia para reclamar de manera oficial empezó su cuenta regresiva y aunque el jefe del equipo, Mattia Binotto, aseguró que ensayarán el reclamo, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) homologó el resultado del GP de Canadá. En el documento se concede la apelación al punto 38.1 del reglamento -el incidente-, pero no al 38.3, que responde a la sanción de cinco segundos. "No depende de nosotros decidir, así es el deporte. Seb no podía hacer nada más para evitar la colisión, volvió a la pista sin grip, después de circular por la hierba. En este momento no podemos estar más que decepcionados, aunque con la fortaleza de enseñar que sinceramente ganamos, fuimos los más rápidos en la pista y esa es una buena señal para el futuro y para él [Vettel], que demostró que tiene hambre de victorias", aseguró Binotto.

La polémica desatada en el circuito Gilles Villeneuve, un mito y leyenda sin corona que por personalidad y convicción conductiva enamoró al mando de una Ferrari, movilizó a diferentes excampeones de la F1, los que en su mayoría fustigaron, algunos con crudeza, la decisión de los cuatro comisarios deportivos, entre los que se encontraba el cinco veces ganador de las 24 Horas de Le Mans y expiloto de F1, el italiano Emanuele Pirro. "Es decepcionante cuando hay una lucha en la pista entre campeones y los comisarios nos privan de ello. Para mí es solo un incidente de carrera, no puedes detener el auto donde quieres cuando te sales de la pista. Creo que Vettel no era merecedor de una sanción, el circuito no es tan ancho y estos coches son muy grandes. Como también fue una pena ver el rostro de Lewis [Hamilton] en el podio, porque él no quería ganar así la carrera", señaló Jenson Button, monarca en 2009, con Brawn-Mercedes, y ex compañero de Hamilton entre 2010 y 2012.

Los más veteranos, como Nigel Mansell y Mario Andretti, resultaron mucho más críticos en sus conceptos. "No hubo ninguna gracia en ganar esta carrera. Dos pilotos que manejaron de manera brillante, pero a uno le robaron la victoria. ¿Dónde se supone que iba a frenar si no tenía el control del auto después de ir al pasto? Era un pasajero, no tenía manera de ensayar otra maniobra", se quejó el británico, que se coronó en 1992, con Williams-Renault. El italoamericano Andretti, campeón en 1978, al mando de un Lotus Ford-Cosworth, fue contundente: "Creo que la función de los comisarios es penalizar movimientos que son inseguros y flagrantes, no errores honestos que son parte de carreras duras. No es aceptable para el nivel de nuestro gran deporte".

Sin títulos, pero con siete temporadas en la F1 y con la responsabilidad de ser el presidente del Grand Prix Drivers Association (GPDA), Alexander Wurz se inclinó por apoyar a Vettel y su mirada dejó un detalle: "Su casco se mueve para ver el espejo retrovisor de la derecha justo después de corregir su dirección. Que el auto haya viajado rumbo al muro es ley de la física. ¿En dónde quedó aquello de dejar competir a los pilotos? ¿Fue una maniobra ajustada? Sí. ¿Se merecía una sanción? En mi opinión, no", manifestó el austríaco.

Nico Rosberg fue campeón en 2016 con Mercedes, después de una feroz batalla interna con Hamilton. En su canal de Youtube, el finlandés analizó la situación y aunque empujaba por la victoria de Vettel razonó que la medida de los comisarios deportivos fue acertada. "Miré la repetición muchas, muchas, veces, y Lewis hubiera terminado contra el muro si seguía. Es muy claro que, desafortunadamente, fue una reincorporación insegura a la pista. Esa es la regla. Mi padre [Keke, campeón en 1982, con Williams Ford-Cosworth] y él opina que la maniobra merecía en un 40% la penalización, porque Seb perdió el control y tenía los neumáticos sucios. Es cierto, pero la regla dice que cuando te sales de la pista debes reincorporarte de forma segura", explicó, de manera didáctica, quien una vez que obtuvo la corona anunció su retiro de la Fórmula 1.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.