Lo que el virus se llevó: la Fórmula 1 no tendrá podios hasta que vuelva la normalidad

La tarima de vencedores, los trofeos y la champaña deberán esperar: por "distanciamiento social", la cremonia del podio será abandonada durante un tiempo en Fórmula 1.
La tarima de vencedores, los trofeos y la champaña deberán esperar: por "distanciamiento social", la cremonia del podio será abandonada durante un tiempo en Fórmula 1. Fuente: Reuters
(0)
13 de junio de 2020  • 20:06

Las carreras de Fórmula 1 de esta temporada, que se iniciará el viernes 3 de julio en Austria, no tendrán podios ni entrega de premios, por "distanciamiento social", una de las medidas que tomó la categoría para reanudar la actividad en el marco de la pandemia de coronavirus. El estricto protocolo de seguridad impedirá la típica escena post-competencia, al menos hasta que las condiciones lo permitan, según anticipó Ross Brawn, el director general de la categoría, citado por la agencia ANSA.

"El podio no será como lo conocemos hasta ahora. Estamos pensando en alguna alternativa para festejar en la grilla después de las carreras, aunque tampoco habrá entrega de premios", explicó el ingeniero inglés, de pasado muy exitoso en Ferrari y en Brawn GP. "Una idea que manejamos es que al finalizar cada competencia las máquinas se ubiquen una detrás de otra y los pilotos permanezcan parados al lado de ellas, pero no habrá entrega de trofeos porque lo impide la distancia social", reveló.

Ross Brawn, el director general de la categoría, reveló que no habrá entrega de premios y que se piensa en alguna celebración innovadora, posiblemente con los pilotos al lado de sus respectivos autos, en fila.
Ross Brawn, el director general de la categoría, reveló que no habrá entrega de premios y que se piensa en alguna celebración innovadora, posiblemente con los pilotos al lado de sus respectivos autos, en fila. Fuente: AFP

Usualmente, en los podios hay varios directivos y personalidades, que saludan a los pilotos, entregan los premios y escapan cuando comienzo el baño de champaña entre los conductores. En los últimos años se agregó una suerte de conferencia de prensa en directo, aunque con un único interrogador, nominado por la organización (generalmente, un célebre ex piloto), y la palabra de los pilotos era audible tanto en las gradas del autódromo como en la televisión. Eso dio calidez a los podios y permitió conocer las sensaciones de los deportistas aún frescas.

Más recientemente, se modificó eso y se anticipó la sesión de entrevistas al sector del parque cerrado, en el que el micrófono aparecía apenas después de que el conductor saliera de su auto e hiciera algún festejo con los mecánicos y otros integrantes de su equipo, como para tener aun más en caliente las impresiones de los protagonistas y retener a la audiencia que pudiera escaparse durante los minutos de demora hasta la ceremonia del premiación.

Mientras no se recupere la normalidad, dada la pandemia, o se establezca la mentada nueva normalidad, tal costumbre se verá alterada. Los podios son una parte importante del automovilismo, y muy seguidos en la Fórmula 1. Habrá que ver cómo evoluciona la cuestión en la temporada que se iniciará dentro de 19 días en Spielberg, Austria, cuyo autódromo albergará las primeras dos competencias del año, en fines de semana sucesivos. Por el momento están confirmados ocho grandes premios, a los que puede sumarse otro en Europa. Luego, el circo se trasladará a América y Asia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.