Nico Rosberg cumplió con los pronósticos y se quedó con la pole en Shanghai