Nocioni no iba a jugar, fue suplente y terminó metiendo 22 puntos

FIBA Americas 2015 Mexico Fase de grupos
Argentina

Argentina

Uruguay

Uruguay

La selección estuvo debajo en el marcador gran parte del encuentro, pero el Chapu fue clave para la remontada y se terminó ganando con angustia
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
6 de septiembre de 2015  • 09:27

Crédito: FIBA Americas

MÉXICO.– El mensaje de Whatsapp del encargado de prensa de la delegación argentina decía, 35 minutos antes del partido, que la formación inicial sería Campazzo , Garino , Nocioni , Mainoldi y Scola . Pero Chapu no estuvo en el comienzo – Gabriel Deck ocupó su lugar–. Después se supo que se le partía la cabeza de dolor. Menos mal: terminó con 22 puntos y 8 rebotes y fue decisivo en el sufrido, vibrante y bien jugado partido contra Uruguay, que la Argentina ganó por 90 a 87, en su primer compromiso de la segunda rueda de este FIBA Américas .

El equipo liderado por Luis Scola padeció gran parte del encuentro, a tal punto que estuvo abajo en el tanteador durante algo más de 80% del tiempo (32m47s de los 40 minutos). El capitán hizo 22 tantos y 5 rebotes en una primera mitad (37-44) en la que Uruguay se cerró mucho en su zona y detuvo al resto de los argentinos, que no acertaban desde lejos (llegaron a tener 1/14 en triples).

Con corazón, mucha defensa y un gran Mathias Calfani (20 puntos, 17 recobres, 9/11 en dobles), el conjunto celeste mantuvo a raya a su clásico adversario. Es más: en un par de pasajes estuvo 11 tantos arriba (48-37 en el tercer cuarto, por ejemplo). Pero las cosas cambiaron cuando por fin empezaron a aparecer los triples argentinos y el juego ya no dependió tanto de Scola. Entonces surgieron los dos más energéticos del plantel, Nocioni y Facundo Campazzo, que con su garra y buenos tiros volcaron el resultado, aunque nunca por mucha diferencia.

Lo de Chapu fue admirable: con esa migraña que se sumó a un ojo –el derecho– casi en compota que viene trayendo desde hace unos días, peleó, penetró, embocó desde lejos, acertó tiros libres muy importantes. En la equilibrada lucha de corazón y coraje, que Uruguay sostuvo conmovedoramente, definió la batalla el talento, y sólo por eso la Argentina triunfó y sostuvo, con lo justo, un invicto que ahora es de cinco actuaciones y que la acerca oro paso a los Juegos Olímpicos.

Mañana a las 14, Panamá, otro adversario inferior, planteará un nuevo desafío. Es más atlético que Uruguay, pero no se lo conoce tanto por su entrega. En eso, sólo la Argentina emparda con su vecino. Y en eso, el gladiador Nocioni es el abanderado.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.