Río 2016-básquet: de la mano del Coach K, el Dream Team sólo suma brillo