Mucho más que un juego: los esports, con nombre y apellido del deporte tradicional

Argentina jugó un amistoso contra Estados Unidos en NBA 2K
Argentina jugó un amistoso contra Estados Unidos en NBA 2K Crédito: CABB
Marcelo Gantman
(0)
15 de diciembre de 2020  • 07:00

Las noticias sobre la creación de equipos de esports que nacen de clubes de fútbol y como emprendimientos de deportistas argentinos ya establecen una secuencia. Las últimas las trajeron Juan Sebastián Verón con eBro Gaming y Diego Schwartzman con Stone Movistar Esports Team. Antes habían aparecido Sergio Agüero (Krü Esports), Guillermo Coria (New Pampas GG) y como precursor, Fabricio Oberto con Intel New Indians Esports. River Plate fue el primer club en lanzar su división de esports con River Plate Gaming; a comienzos de agosto San Lorenzo anunció la salida de San Lorenzo eSports y hace unos días Boca Juniors puso en la arena digital a Boca Juniors Gaming. Una nueva era que comenzó en el instante en el que se hizo necesario llamar "deporte tradicional" al deporte de siempre.

Todos estos anuncios van en línea con el fenómeno que se registra a nivel mundial. Decenas de clubes de fútbol y atletas de fama comprobada que se involucran en esta modalidad del entretenimiento. "El deporte tradicional tiene ese problema que se llama la Generación Z", dice Wim Socks, al referirse al interés intermitente que tienen los jóvenes de abrazar el espectáculo deportivo que fascinó a sus padres y abuelos. Stocks es un ejecutivo vinculado a la industria del gaming desde comienzos de 1990 cuando comenzó en este rubro como vicepresidente ejecutivo de ATARI. Actualmente es presidente de CSL eSports, una estructura que involucra a 1.800 colegios, universidades y escuelas secundarias de Estados Unidos y que oficia como plataforma para que los estudiantes logren una educación superior a través de los deportes electrónicos, además de una competencia que en 10 años ya incorporó a 11 mil equipos de esports de 12 ligas diferentes.

"La pandemia Covid-19 probablemente haya acelerado cinco años el proceso de desarrollo de los esports. Desde el deporte tradicional, cuando converso con propietarios de franquicias deportivas, veo que la tendencia es la de invertir en dos equipos: uno del deporte de la liga que fuera y otro de esports. Eso tiene una sola respuesta: Generación Z", comentó Stocks durante su presentación en el summit Sports Tech Nation 2020, sobre innovación tecnológica en el deporte. A su lado en el evento, también de modo virtual, estaba Craig Thompson, ex director de marketing de la UEFA, creador en 1992 del concepto de marca y patrocinios de la Champions League, justo cuando Stocks le daba nuevos impulsos a ATARI. De algún modo los dos diseñaron parte del futuro del deporte, en un movimiento de pinzas que terminó acercando lo físico con lo virtual.

Es probable que muy pronto otra estrella del deporte argentino anuncie su vínculo con un equipo de esports. La Liga Profesional de Fútbol de AFA ya lanzó su nueva temporada competitiva de FIFA 21. Por primera vez, el seleccionado nacional que representa a la CABB en #FIBAEsports compitió contra Estados Unidos en un amistoso de NBA 2K. Los equipos son de cinco miembros y los norteamericanos integraron una mujer dentro de su grupo. Fueron tres triunfos de Estados Unidos en base a mayor calidad y experiencia de sus gamers, además de la diferencia de conectividad y acceso a servidores. No todas las habilidades en este básquet virtual se definen en la cancha.

Las estructuras del deporte tradicional hacen fluir a sus divisiones de gaming con total naturalidad: si los clubes de fútbol que conocemos como centenarios se fundaran hoy, conceptualmente deberían nacer con su división de videojuegos mencionada en su acta fundacional. Hacer ese ejercicio sería saludable para entender que la "dinámica de lo impensado" también puede regir para los gustos y las pasiones de las nuevas generaciones.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.