Los playoffs de la NBA: Golden State terminó con el sueño de San Antonio y de una función más de Manu Ginóbili

  • 99
Golden State Warriors

Golden State Warriors

  • 91
San Antonio Spurs

San Antonio Spurs

Diego Morini
(0)
25 de abril de 2018  • 02:20

OAKLAND.-Si había alguna esperanza de la épica, Golden State Warriors se encargó de darle un cachetazo de realidad a San Antonio Spurs. Si alguien soñaba con una función más de Manu Ginóbili , en el AT&T Center, Klay Thompson se encargó rápidamente de enviar señales que no iba a existir tal cosa. Fue un final casi inevitable: en la casa del campeón manda el campeón. En la casa de los Warriors, suelo del moderno showtime, se cerró la temporada 16 en la NBA del bahiense de 40 años y se abrió el gran interrogante. Resultó un 4-1 con cierta lógica, porque los Warriors fueron segundos en la Conferencia Oeste y los Spurs penaron para llegar a la postemporada. Tuvo un cierre digno para todos, para el campeón, para su visita y para el propio Ginóbili, luchado hasta el último segundo y emotivo hasta el suspiro final: 99-91.

En tierra del campeón, Golden State Warriors , se imponen las condiciones desde el primer instante. Las tribunas tapizadas de amarillo simulaban una marea humana que pedía que el dueño de casa le diese una mensaje pronto a San Antonio Spurs . Fiel a su estilo que equipo de Steve Kerr castigó con ataques rápidos, buenos movimientos en la pintura y un latigazo de Draymon Green de tres puntos que obligó a Ettore Messina a pedir un tiempo muerto con apenas 2 minutos, por un 7-0 que encendió las alarmas en los texanos. Es que en el quinto juego de la primera ronda de playoffs de la Conferencia Oeste con un 3-1 abajo es demasiado peligro dejar una corrida semejante. Pero los Spurs no querían dejarse llevar por delante y se pusieron en línea para dar pelea.

El ajuste del entrenador italiano, que está reemplazando a Gregg Popovich, dio su resultado, porque San Antonio respondió con una buena defensa, comenzó a acertar sus lanzamientos y achicó la ventaja a la mínima (11-10). Se mantuvo el primer cuarto con buenos cambios defensivo y buenas rotaciones desde los dos lados. Thompson e Iguodala sostuvieron el buen arranque y Patty Mills, con dos bombazos de tres puntos, sostuvo a Spurs al acecho. Y Aldridge con algo más de tres minutos para el cierre logró igualar el partido en 15 puntos. Por primera vez en el arranque Spurs pudo ponerse al frente (18-17) con un triple de Manu Ginóbili. El cierre del primer cuarto mostró a los Warriors dominando el marcador (22-20), pero San Antonio supo reponerse a un mal arranque y demostró que no estaba en el campo para mirar cómo se floreaba el campeón.

El segundo cuarto comenzó a mostrar a Golden State con más energía defensiva, lo que provocó que su rival no tomase buenas determinaciones en las manos de Danny Green o Pau Gasol. Apenas Tony Parker estuvo correcto en la segunda unidad de los Spurs, ya que pareció tomarle el pulso a Cook. Incluso Manu Ginóbili estuvo poco en el campo, apenas 5 minutos, porque cometió dos faltas muy seguidas en el primer cuarto que lo obligaron a ir al banco de los suplentes más pronto que lo habitual.

No es simple sostener el ritmo del campeón y San Antonio lo pagó, porque si bien Durant pareció apagado en el comienzo del partido, encontró Golden State en Klay Thompson las soluciones para darle aire a su equipo con 18 puntos, y una gran tarea en los cambios defensivos. La máxima diferencia la sacó 39-28 y la gente comenzó a sentirse más relajada porque su equipo estaba mostrando parte de su buen repertorio. Trató de mantenerse cerca San Antonio con un triple de Mills y un doble de Murray, pero volvió a pegar el campeón con Iguodala desde los tres puntos y Durant sumó su talento. Y para cerrar con el sello de los Warriors, cuando la gente empezó a gritar por ellos, Thompson clavó un triple sobre la bocina que hizo estallar el Oracle Arena para cerrar la primera parte arriba por 11 puntos: 49-38.

Un trabajo lento pero efectivo llevo a Golden State a marcar diferencias en el momento que mejor lo sabe hacer: en el tercer cuarto. Llegó a estar 15 puntos arriba (62-47) y con una efectividad cerca del 50%, mientras que San Antonio minuto tras minuto se fue quedando sin respuestas en el ataque. Volvió a tener problemas para meter el balón y no llegaba al 30% de efectividad en los tiros de campo (17-57) antes del cierre del tercer período. Demasiado poco para intentar quebrar al campeón, que no tuvo una buena noche desde su especialidad: los tres puntos (5-21).

Con algunas determinaciones equivocadas de Mills, de Gasol, con Aldridge con una energía diferente a la del cuarto juego, le fue muy complicado a los Spurs mantener el ritmo de Warriors, que se puso en línea poco a poco y Durant comenzó a hacer mucho daño en el ataque. Un triple casi sobre el final del período pareció ser el golpe más contundente porque puso a 16 tantos arriba al campeón (79-63). Sin embargo, apareció Aldridge con un lanzamiento sobre la bocina que cerró el cuarto 79-65.

El desenlace se fue diluyendo entre los intentos por regresar al partido de San Antonio y todo el talento de Thompson y de Durant. Ante cada acción de los Spurs con Aldridge, Mills o Anderson por acortar las distancias, el dueño de casa respondía con bombazos de media distancia del 35 de Warriors y con la mano perfecta del 11. Ahora bien, la franquicia de Texas no se iba a entregar tan fácil, comenzó a hacer buenos cambios ofensivos a poner en movimiento el balón y acordó la distancia a un dígito 89-83, con 2 minutos y 35 segundos para el final del partido.

Desde ese momento pareció que Golden State perdió el control de sus emociones, dejó de ser fluído en el ataque, un poco por la buena defensa de Spurs y otro tanto porque los nervios parecieron traicionarlos. Aldridge se despertó de su siesta inicial, tomó las responsabilidades y llegó a estar a dos puntos el partido (93-91), pero dos malos ataques le dieron la chance a Durant de tomar la pelota en sus manos y allí se desactivó la reacción de San Antonio, que cayó por 99-91. Le dolió porque quedó eliminado de los playoffs, pero entregó con honores su salida de la postemporada y no es poco pensando en lo que viene y en el futuro de su leyenda: Manu Ginóbili.

La llave por los playoff de la NBA
La llave por los playoff de la NBA Crédito: Captura

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.