La TV mundial ataca y la industria nacional contragolpea

Osvaldo Príncipi
Osvaldo Príncipi PARA LA NACION
(0)
12 de julio de 2019  • 19:26

La industria del boxeo expandió las televisaciones de este deporte por todo el mundo, a través de sus cadenas líderes, con una intensidad pocas veces vistas en la historia. Tal competencia, sobre todos en señales poderosas como ESPN o Fox Sports y Space –de gran penetración en América latina– provoca una presión asfixiante para las emisoras argentinas, a las que les resulta imposible producir espectáculos pugilísticos de una calidad semejante, en protagonistas y escenarios.

Esta grata y admirable invasión de propuestas de boxeo de alto nivel puede provocar, también, una situación compleja: el desinterés por el pugilismo local, de los fines de semana. Y tal es así, que los esfuerzos de las señales nacionales TyC Sports, Direct TV y TNT Sports, deben triplicarse en renovaciones constantes para no relegar los espacios ganados desde hace muchos años.

El boxeo argentino empezó a lidiar con este dilema cuando Sergio "Maravilla" Martinez y Marcos "Chino" Maidana se retiraron del ring, hace un lustro: los boxeadores extranjeros comenzaron a interesar tanto o más que los propios. Algo semejante a lo acaecido con el fútbol, donde los partidos de Lionel Mesi con el Barcelona, o Cristiano Ronaldo con la casaca que sea, son más atractivos que los cotejos por el certamen nacional de Primera División. Nos preguntamos ¿Es un problema de cada deporte? o la globalización televisiva del deporte de elite resulta imparable e insostenible para las televisoras de cada región. ¿Cómo se compite con ello? Resulta difícil encontrar una respuesta sensata e inmediata.

ESPN transmitió ayer, desde Japón y Arabia Saudita, carteleras pomposas que incluyeron al nipón Ryota Murata y al inglés Amir Khan, respectivamente. Hoy, a partir de las 15.30, emitirá desde Inglaterra el combate por el cetro pesado británico entre Daniel Doubois y Nathan Gorman.

Fox Sports, que difunde los combates de organiza la empresa PBC, del promotor Al Haymon, televisará desde las 21 la eliminatoria mundialista welter, entre el norteamericano Jamel James y el mexicano Antonio Demarco, en Minneapolis, EE.UU.

Space pondrá en pantalla la defensa del título mundial pluma (CMB) del invicto mexicano Rey Vargas ante el japonés Tomoki Kameda, esta medianoche desde Fresno, California.

En tanto, a nivel nacional, TyC Sports, con casi tres décadas de puesta en el aire de su ciclo "Boxeo de Primera", presentará hoy, desde las 22, la pelea entre Francisco Torres y Jonathan Sánchez, por el título argentino mediano, desde Córdoba.

Direct TV Sports Argentina confirma para el próximo sábado la puja por el título sudamericano supermediano entre el bonaerense Sebastián Papeschi y el cubano William Schull, desde Justiniano Posse, Córdoba.

Por último, la empresa TRB Boxing informó que recién en agosto tendrá funciones boxísticas en la pantalla de TNT Sports, con el debut como fondista del kirguiso Shokhruk Abdiev.

Hay un gran contraste en las puestas en escena locales e internacionales; en los estadios, en los protagonistas y en las carteleras que se ofrecen a través del recorrido del control remoto. Pese a todo, sigue siendo imprescindible el mantenimiento y la superación de la industria pugilística televisiva argentina. Es el punto de partida. Mas allá de las grandes diferencias en los montajes de cada velada, sin esas transmisiones no habrá elaboración de campeones propios, ni comparaciones con los peleadores extranjeros, ni supuestos, ni nada que interese cada vez que consumamos este muy buen boxeo del exterior. Cada vez más intenso y frecuente, al alcance del espectador.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.