Por qué vuelven el Chino Maidana y Floyd Mayweather y la amistad con el Cholo Simeone, según Maravilla Martínez

Para Martínez, "nunca se deja de ser boxeador"
Para Martínez, "nunca se deja de ser boxeador" Fuente: Télam - Crédito: Carlos Brigo
Carlos Delfino
(0)
21 de marzo de 2019  • 23:59

Por estos días, además de estar latente la posibilidad del regreso de Maravilla Martínez, también se palpita lo que resolverán, por ejemplo, el santafesino Marcos Maidana y quien le ocasionó al Chino sus dos últimas derrotas, en 2014: el invicto norteamericano Floyd Mayweather, inactivo desde 2017.

Sergio tiene una opinión formada sobre ello. "Me parece bien que quieran volver, nunca se deja de ser boxeador y el alma de campeón se lleva toda la vida". Maidana, de 35 años, está entrenándose en los Estados Unidos y en los últimos días bajó un tercio de los 30 kilos que se propuso perder para afrontar tres peleas, por 10 millones de dólares. El gimnasio donde hace base pertenece justamente a la cadena que tiene Floyd, que en diciembre pasado derribó en el tercer round al kickboxer japonés Tenshin Sasukawa en una exhibición en las afueras de Tokio en la que no se permitían patadas ni hubo un conteo oficial de los jueces. Un año antes, Mayweather se había salido de lo tradicional también para cerrar su campaña con una paliza sobre el irlandés Conor McGregor, una celebridad de la UFC que nunca antes había boxeado profesionalmente.

"El cuerpo posiblemente no va a ser el mismo, sí, pero ojalá se preparen bien. Mayweather nunca se descuidó, siempre fue muy profesional. Y el Chino debe ponerse bien porque tiene madera para hacerlo por largo rato. El paso del tiempo es inexorable para todos, pero los límites suelen estar en la mente, que vuela a gran velocidad mientras el cuerpo carretea. La juventud te lo hace notar, pero también pesa la experiencia", sostiene Martínez, que sigue teniendo claro cuál es el peor golpe que se puede sufrir en el cuadrilátero: "Cuando te dan un gancho al hígado preferís morirte para no sentir el dolor". Como si los veteranos debieran cuidarse más.

Por otra parte, Maravilla acentúa el avance de la mujer en su deporte favorito. "Está creciendo, somos una buena cuna, está muy bien. Argentina siempre tuvo más campeonas del mundo que el resto de los países. Tal vez las respuestas del cuerpo, mental o emocional no sean las mismas que las de los hombres, pero se entrenan igual", expone. Hace una pausa, se acomoda los lentes, pide pensarlo un poco más e insiste, en una frase que cierra con una larga sonrisa: "No soy entrenador, por lo que hablo de lo que veo desde mi lugar de boxeador, pero creo que no estoy diciendo ninguna burrada".

El contraste de sus peleas ante Chávez Jr. y Cotto

Tan a gusto se siente Martínez en el ring que cuando habla de los golpes más fuertes que ha tenido en su vida no busca en su memoria alguna imagen con los guantes puestos. "Las traiciones fueron los golpes más duros, cuando había afecto de por medio, más allá de la plata", sostiene, escapando al detalle. La familia siempre ha estado a su lado, especialmente mamá Susana. "Cuando terminé la pelea con (Julio César) Chávez tenía 1060 llamadas perdidas y cuando perdí la última (ante Miguel Cotto) tenía cuatro llamadas perdidas: una era de un número desconocido y las otras tres de mi madre", recuerda.

"El Cholo es un genio loco", dice el boxeador sobre el entrenador de Atlético Madrid
"El Cholo es un genio loco", dice el boxeador sobre el entrenador de Atlético Madrid Crédito: Marca

La amistad y las charlas con el Cholo Simeone

Táctica, estrategia y actitud son los tópicos en las charlas que Sergio "Maravilla" Martínez tiene con Diego Simeone, el entrenador de Atlético Madrid. Para Martínez, la vida en Madrid resulta más organizada que en Sudamérica. En una producción periodística conoció en 2012 al Cholo, que ya era DT del equipo colchonero, y quedó una buena relación entre ellos.

"A veces nos encontramos, vamos a cenar. Es un tipazo, tiene una cabeza arrolladora, no para de trabajar, está loco. Es uno de esos genios locos, y está bien que sea así para ser lo que es", confiesa Maravilla. "Tenemos charlas riquísimas. Hablamos de táctica, de estrategia, de actitud. El Cholo habla todo de actitud. Me encanta porque cuando terminás de hablar con él, salís a la calle y querés comerte el mundo", profundiza, a pura carcajada.

En 2012, Martínez visitó al plantel y Simeone junto al colombiano Radamel Falcao, que por entonces jugaba allí, le regalaron una camiseta con su nombre y el dorsal número 1. Aquel día, el tributo incluyó el carnet de socio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.