Brumbies, una potencia en que se basan los Wallabies: tiene 11 jugadores de selección

La defensa aguerrida de Brumbies: tres jugadores para sacarle la pelota a Cubelli
La defensa aguerrida de Brumbies: tres jugadores para sacarle la pelota a Cubelli Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Agustín Monguillot
(0)
27 de junio de 2019  • 23:59

Por estas horas, en Australia no se habla de otra cosa que no sea rugby. Sería una gran noticia, de no ser que toda esta atención está puesta sobre Israel Folau. La estrella de los Wallabies posteó en Instagram un mensaje homofóbico y, ante el repudio generalizado, la unión australiana decidió romper el contrato que lo unía como profesional. El fullback, reconocido fanático evangélico, inició acciones legales. Mientras tanto, Brumbies buscará derrotar a Jaguares y meterse en la final del Super Rugby.

La franquicia de Canberra vive un resurgir después de varios años por debajo de otros equipos australianos como Waratahs o Reds. No llegaba a una semifinal desde 2015 y el último de sus dos títulos (es la franquicia australiana más ganadora) fue hace 15 años, con varias leyendas del seleccionado como George Gregan, Stephen Larkham, Matt Giteau o George Smith, entre otros. Es una muestra del flojo presente del rugby australiano de clubes, que no tiene un finalista desde 2014. Demasiado poco para el subcampeón del mundo.

Los medios locales se rinden ante el de Brumbies, que aterrizó en Ezeiza con siete victorias consecutivas. The Roar, por nombrar un caso, calificó el triunfo de cuartos ante Sharks como "una de las mejores actuaciones de un equipo australiano en Súper Rugby en años" y exigió a Michael Cheika, el head coach de los Wallabies, que sus jugadores sean la base del equipo titular en el Mundial de Japón.

No se dijo abiertamente, pero Brumbies no es el rival que hubiera querido Jaguares. Si le daban a elegir entre los australianos y Sharks, no dudaban en quedarse con los sudafricanos. "Sharks nos viene bien porque son frontales. A Brumbies le ganamos, pero nos complicaron mucho. Tienen una muy buena línea", avisaba Emiliano Boffelli, cuando todavía no sabían quién le tocaba. "Tenemos que partir de una defensa sólida y estar abiertos porque tiran mucho la pelota afuera", los analizaba Nahuel Tetaz Chaparro, que será recambio en la primera línea.

Hubo revuelo hace unos días con unas declaraciones Phil Kearns, ex campeón mundial con Australia, que pidió la expulsión de los Jaguares porque "son el equipo nacional" jugando un torneo provincial. Habrá que ver qué piensa cuando prenda el televisor y vea que hay 11 jugadores de los Wallabies entre los titulares de Burmbies.

Con ver los nombres alcanza para ver que Jaguares estará ante uno de los mayores desafíos de su corta historia. Prácticamente el pack completo está conformado por Wallabies. La primera línea completa, con Scott Sio, Folau Fainga'a y Alan Alaalatoa y la segunda línea con Rory Arnold y Sam Carter; tiene un par de bajas en la tercera: no están por lesión David Pockcock, uno de los mejores terceras líneas de la historia de Australia, ni Pete Samu, al que eligieron Man of the Match el último sábado. Un dato que resalta el poderío de los ocho: Fainga'a es el segundo tryman del torneo, con 11 conquistas.

La obtención será la madre de las mil batallas. La efectividad en el line muestra una leve ventaja de Jaguares (91,3% contra 90,5), pero lo importante se ve en el Top 3 de pelotas ganadas, que se lo reparten entre Guido Petti (70) y las dos torres australianas, Rory Arnold (74) y Sam Carter (68). Mientras que en el scrum, Brumbies tiene un 95% de efectividad (3°) contra un 86% de Jaguares, la más baja del torneo.

También hay caras conocidas en los backs. Christian Lealiifano cumplirá esta tarde los 150 partidos en el Súper Rugby y algunos en Australia ya piden que sea el 10 de los Wallabies en Japón; Tevita Kuridrani es desde hace años uno de los mejores centros del mundo y se mantiene vigente: es el sexto jugador con más quiebres del torneo. En el fondo, Toni Pulu aspira a una convocatoria a Japón y Henry Speight sumó algunos caps en el seleccionado. Lo mismo que Tom Banks, el fullback y una de las principales opciones en ataque: es el que más metros (1.117) ganó con la pelota en la mano.

No hace mucho que se vieron las caras. Fue el 27 de abril, en el mismo escenario, donde Jaguares se impuso por 20 a 15. "No son el mismo equipo", alerta Jerónimo de la Fuente, el capitán argentino. Razón no le falta. Desde ese partido los australianos no perdieron nunca más. Eso sí, las rachas están para romperse.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.