Anuncian doping de Chris Froome, cuatro veces ganador del Tour de Francia: exceso de salbutamol, "el medicamento de los asmáticos"

Fuente: AP
El resultado analítico adverso se dio en la Vuelta de España; el ciclista británico dice que lo utiliza para tratar la enfermedad
(0)
13 de diciembre de 2017  • 09:42

PARIS (AFP).- El ciclista británico Chris Froome , cuádruple vencedor del Tour de Francia, dio positivo por un medicamento contra el asma, el salbutamol, en un control antidopaje efectuado durante la Vuelta a España 2017, que ganó, indicó la Unión Ciclista Internacional (UCI) en un comunicado.

La UCI abrió un procedimiento contra el incontestable número 1 de las grandes vueltas, candidato en 2018 a un doblete Giro-Tour de Francia que no ha sido logrado desde hace 20 años. El británico podría perder su victoria en la última Vuelta de España y ser suspendido, aunque de momento no se le impuso ninguna "suspensión provisional". Froome, que tiene 32 años, deberá ahora defenderse para justificar la alta concentración de salbutamol encontrada en su orina.

La UCI no aplicó ninguna suspensión provisional" porque la sustancia incriminada, el salbutamol, no acarrea ese tipo de sanción.""

"La Unión Ciclista Internacional (UCI) confirma que notificó al corredor británico Christopher Froome un Resultado de Análisis Anormal (RAA) por presencia de salbutamol en una concentración superior a 1000ng/ml -el límite permitido por la Agencia Mundial Antidopaje-", señala la federación internacional en su comunicado. "El análisis de la muestra B confirmó el resultado de la muestra A del corredor" del equipo Sky, precisa la UCI.

El control de Froome se realizó el 7 de septiembre, a tres días de la llegada de la Vuelta, cuando el británico llevaba el maillot rojo de líder. Se le notificó su positivo el 20 de septiembre, día en el que logró el tercer puesto en la contrarreloj de los Mundiales de Bergen. Froome no ha corrido desde entonces, pero llamó la atención de los aficionados al ciclismo al anunciar su programa para 2018 y su decisión de correr el Giro para ganar las tres grandes vueltas (Francia, España, Italia) de forma consecutiva e intentar el doblete Giro-Tour.

Controversia a la vista

Crédito: dpa

El campeón británico tendrá tal vez que renunciar a su reto, ya que podría perder su victoria en la Vuelta de España al haber sido controlado positivo durante la carrera, y porque la UCI podría imponerle una suspensión, aunque no lo hizo por ahora. El organismo mundial no aplicó ninguna "suspensión provisional" porque la sustancia incriminada, el salbutamol, no acarrea ese tipo de sanción.

Cuádruple vencedor del Tour de Francia (2013, 2015, 2016, 2017), Chris Froome ganó este año su primera Vuelta a España, logrando un doblete con la vuelta ciclista francesa que no se había visto en la misma temporada desde 1978.

El británico, que quiere ganar el Giro de Italia, la única gran vuelta que le falta, ya ha explicado varias veces que padece asma. Ante las cámaras de televisión, se lo ha visto en más de una ocasión utilizar un inhalador de salbutamol -también conocido como Ventolin- durante las carreras, y ha beneficiado de una autorización para uso terapéutico de ese medicamento en las competiciones. Pero es la primera vez que Froome, que encarna el dominio del equipo Sky en el ciclismo desde el principio de la década, es objeto de un procedimiento por dopaje.

Este caso podría ser tan controvertido como el de Alberto Contador en el Tour de Francia de 2011. El español fue condenado por el Tribunal de Arbitraje Deportivo por consumo de clembuterol, una sustancia considerada como dopante, tras un interminable procedimiento.

Salbutamol, el medicamento de los asmáticos

El salbutamol, por el que Chris Froome se expone a ser sancionado al presentar una concentración superior a la permitida en una muestra de orina, es la sustancia habitual para tratar el asma, una afección común entre los ciclistas. Aunque el Ventolín, nombre comercial del salbutamol, sirve a menudo para tratar el asma como estimulante del aparato respiratorio y broncodilatador, presenta asimismo una dosis de efecto anabolizante, es decir, aumenta la masa muscular y reduce la grasa corporal.

El límite para el que el reglamento establece sanciones por dopaje es de 1.000 nanogramos por mililitro. En el caso de Froome, la concentración alcanzó el doble de lo autorizado, según las cifras publicadas por su equipo, el Sky, que confirmó que ninguno de los demás controles realizados durante la Vuelta dio un resultado superior al límite.

"Mi asma se agravó durante la Vuelta, así que seguí los consejos del médico del equipo para aumentar mis dosis de salbutamol", dijo el corredor. "Como siempre, tomé las mayores precauciones para procurar no superar la dosis permitida", afirmó el ciclista del Sky. El reglamento antidopaje indica que por encima del límite, el deportista podría demostrar que el consumo se debe a una "dosis terapéutica".

"El Ventolín mejora la respiración incluso en los no asmáticos. Una simple bocanada aumenta el consumo de oxígeno", señala el doctor Jean-Pierre de Mondenard, especialista francés antidopaje, consultado por la agencia AFP. "Hay más asmáticos en el deporte de alto nivel que entre la población en general porque las enormes ventilaciones que requieren esos deportes favorecen la aparición del asma", explicó.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.