De la admiración por Maradona al fervor de los hinchas: De Rossi ya conoció La Bombonera

Daniele De Rossi ya está en Boca: tuvo su primer contacto con la Bombonera, pisó su césped y luego se entrenó en Casa Amarilla.
Daniele De Rossi ya está en Boca: tuvo su primer contacto con la Bombonera, pisó su césped y luego se entrenó en Casa Amarilla. Crédito: @BocaJuniors
Alejandro Casar González
(0)
25 de julio de 2019  • 20:47

"¡Maradona! Un grande". Daniele De Rossi reconoció la estatua de Diego apenas pisó el salón donde están los bustos de los más grandes futbolistas que se pusieron la camiseta azul y oro. Christian Gribaudo, el secretario general del club, le habló de Ubaldo Rattín, "Rata", otro de los ídolos xeneizes. De Rossi asintió. Lo conocía, claro, porque Rattín jugaba de 5, el mismo puesto del ídolo de Roma. A su lado estaba Cristian Perazzo, profesor de italiano de la pensión del club xeneize. Perazzo ofició de traductor, pero casi nunca fue exigido: el italiano que jugará en Boca entiende perfectamente el español.

De la admiración por Maradona al fervor de los hinchas: De Rossi ya conoció La Bombonera

00:15
Video

De Rossi reconoció el vestuario local y, en seguida, pisó por primera vez el campo de juego. Tanto los dirigentes como los integrantes del departamento de prensa que lo acompañaban dejaron que el futbolista ingresara a la cancha en soledad. "Era un momento muy suyo y nadie quiso interrumpirlo", contaron en las oficinas de la Bombonera. El volante accedió al llamado de un fanático en silla de ruedas, que lo divisó en las entrañas del estadio y quiso saludarlo. De Rossi cambió el paso, como si quisiera eludir a un rival, y se acercó al chico. "Acá nos saludamos con un beso", le explicaron. "En Italia, con dos", dijo, y procedió a saludar a su joven simpatizante.

Nicolás Burdisso, Daniele De Rossi y Christian Gribaudo, en el vestuario local del estadio boquense.
Nicolás Burdisso, Daniele De Rossi y Christian Gribaudo, en el vestuario local del estadio boquense. Crédito: @BocaJuniors

La visita no terminó en eso. Ni la lluvia menguó las ganas del futbolista de calzarse la ropa de entrenamiento. Recorrió un par de metros, se cambió y corrió en el predio de Casa Amarilla. Conoció a sus compañeros, que hacían trabajos regenerativos luego de ganarle el miércoles en Brasil a Paranaense, y al cuerpo técnico, encabezado por Gustavo Alfaro. De Rossi, incluso, hizo algo de fútbol. "Estaba como un nene con un juguete nuevo. Se notaba que quería estar acá", contaron desde La Boca. "Caminamos juntos por la Bombonera y empezó a sentir de cerca el calor de la gente. Había viajado toda la noche y debía estar cansado, pero me encontré con una persona que disfrutaba todo lo que estaba viviendo y que tenía ganas de entrenarse junto a sus compañeros. Se nota que está en el lugar en el que quiere estar", dijo a LA NACION Christian Gribaudo, el secretario general del club, que acompañó a De Rossi en su primer contacto con el club.

Sobre el valor de la contratación al excapitán de Roma, Gribaudo enunció: "De Rossi llegó para jerarquizar aun más el plantel. La decisión habla de sus valores, pero también de lo que Boca es hoy como institución: más allá de la pasión, hay un club con un respaldo que le permite traer una estrella de esta magnitud internacional". El italiano firmará este viernes su contrato por un año (con cláusula de salida anticipada) y será presentado a la prensa el próximo lunes, a las 16, en la Bombonera. Esto último fue postergado para ese día porque el presidente del club, Daniel Angelici, está de viaje.

El excapitán de Roma saluda en el hall de entrada de Branden 805, delante de uno de los cuadros de Benito Quinquela Martín.
El excapitán de Roma saluda en el hall de entrada de Branden 805, delante de uno de los cuadros de Benito Quinquela Martín. Crédito: @BocaJuniors

Boca publicó en las redes sociales un adelanto del video de presentación, que mañana se continuará con una segunda parte.

El adelanto de la presentación de De Rossi como jugador de Boca

La agenda de De Rossi marca que el domingo mirará el partido frente a Huracán en un palco de la Bombonera. Se hospedará en el hotel de Puerto Madero donde suele concentrarse el plantel, y es su mujer, Sara Felberbaum, la encargada de definir el lugar donde vivirán mientras dure su estadía en Buenos Aires. Lo más probable es que lo hagan en Palermo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.