El Abierto de Australia más nostálgico: por última vez tendrá juntos a Nadal, Federer, Djokovic y Murray

Rafael Nadal
Rafael Nadal Fuente: Reuters - Crédito: LUCY NICHOLSON
Sebastián Torok
(0)
13 de enero de 2019  • 23:59

El maravilloso ‘Big Four’ del tenis, en su forma completa, empieza a despedirse. Luego de aproximadamente 20 meses de sufrimiento, Andy Murray (31 años, Nº 1 en 2016, 3 trofeos de Grand Slam, dos medallas de oro olímpicas, una Copa Davis) confesó que se retirará en julio después de Wimbledon, si es que puede continuar jugando hasta entonces. El profundo dolor que le afecta la cadera derecha, en su momento reparada en un quirófano, limita en forma notable sus movimientos en el court y, lo que es aún más alarmante, en su vida cotidiana. Ya no quiere seguir penando en el deporte de alta competencia. De esta manera, el Abierto de Australia que se inició durante la noche de este domingo en la Argentina presenta por última vez juntos a los cuatro fantásticos en el mismo cuadro individual: además del escocés, el suizo Roger Federer (37), el español Rafael Nadal (32) y el serbio Novak Djokovic (31).

Federer ganó las dos últimas ediciones de Australia y buscará convertirse en el primer hombre capaz de lograrlo en siete ocasiones. Nadal, campeón en Melbourne en 2009, se presentará sobre el cemento azul con el deseo de competir sin ataduras físicas y con un gesto técnico nuevo en el saque que busca imprimirle mayor velocidad a la pelota. Djokovic, el actual Nº 1 y también hexacampeón en Australia, superará la línea de 14 trofeos grandes de Pete Sampras si se consagra en el Rod Laver Arena. Murray se apuntó en el torneo para tratar de hacer lo que pueda; en realidad, lo que su cuerpo le permita. Los tres primeros ganaron 13 de los últimos 15 certámenes de Australia: el ruso Marat Safin en 2005 y el suizo Stan Wawrinka en 2014 fueron los únicos "intrusos" durante este genial período.

Federer debutó en el "AO" en 2000. Era 62º del ranking y alcanzó la 3a ronda: perdió con el francés Arnaud Clement (54º) por 6-1, 6-4 y 6-3. Desde entonces, lo volvió a jugar 18 veces. Muchos recuerdan cuando Roger no pudo aguantar las lágrimas en la premiación, después de caer en la definición ante Nadal, en 2009. El helvético tenía 27 años, había caído con el mallorquín –su kriptonita en el tour– por quinta vez consecutiva y perseguía la posibilidad de alcanzar en cantidad de Grand Slam a Sampras. Sin embargo, una vez más quedó frustrado y se quebró. "Dios, esto me está matando...", masculló, ante una sentida ovación del público.

Roger Federer
Roger Federer Fuente: AFP - Crédito: PAUL CROCK

Federer tenía 35 años y llegaba de una inusual inactividad por un desgarro de menisco en la rodilla izquierda cuando en 2017, en Australia, se consagró venciendo a Nadal en una final espectacular a cinco sets. Ese cimbronazo lo revivió y a partir de ese momento ganó diez títulos (incluidos Wimbledon 2017 y Australia 2018).

Nadal, actual número 2 del mundo, se presentó por primera vez en el Abierto australiano en 2004. Siendo 41º, cayó con un ídolo local, Lleyton Hewitt (por entonces 11º), en la tercera ronda por 7-6 (7-2), 7-6 (7-5) y 6-2. Australia es el único de los cuatro majors que no pudo ganar en más de una oportunidad: perdió las finales de 2012 (vs. Djokovic), 2014 (vs. Wawrinka) y 2017 (vs. Federer).

En la última edición del "Happy Slam", el zurdo de Manacor se retiró, por una lesión el psoas ilíaco de la pierna derecha, en los cuartos de final, mientras disputaba el quinto set frente al croata Marin Cilic. Fue la segunda retirada en Australia de Nadal: en 2010, por la misma instancia, tuvo que ceder el encuentro contra Murray por un problema en una rodilla. En 2014, sin llegar al abandono, el español jugó lesionado la final ante Wawrinka.

Djokovic era el 188º del circuito cuando jugó el primer Australian Open, en 2005. Perdió contra Safin (era 4º) por 6-0, 6-2 y 6-1. Para Nole no hay torneo grande como el que se desarrolla en Melbourne. En 14 apariciones ganó el 88 % de sus partidos (61 triunfos y 8 derrotas) y seis títulos. En ningún otro Grand Slam tiene semejante producción. Sus seis títulos lo tienen igualado con Federer en la primera posición de la lista de máximos campeones de la Era Abierta en Oceanía.

Novak Djokovic
Novak Djokovic Fuente: AFP - Crédito: JEWEL SAMAD

Murray disputó su primer Abierto de Australia en 2006. Siendo el 62º del circuito, perdió en la primera rueda con el argentino Juan Ignacio Chela (el Flaco era 51º): 6-1, 6-3 y 6-3. El británico fue cinco veces finalista en el Melbourne Park: 2010, 2011, 2013, 2015 y 2016.

Los cuatro fantásticos –claramente Murray no obtuvo una cantidad de logros comparable con los otros tres cracks– coincidieron en el main draw del certamen aussie por primera vez en 2007. Con realidades distintas. Federer, como 1º del mundo, ganó el título, su tercero en Melbourne, venciendo en la final al chileno Fernando González (era 9º) por 7-6 (7-2), 6-4 y 6-4. Nadal, siendo 2º, llegó a los cuartos de final, donde perdió, precisamente, ante Feña González. Djokovic, siendo el 15º, perdió con Federer en los octavos de final por 6-2, 7-5 y 6-3. Mientras que Murray, siendo el 16º, cayó en los octavos de final con Nadal por 6-7 (3-7), 6-4, 4-6, 6-3 y 6-1.

Andy Murray
Andy Murray Fuente: Reuters - Crédito: Edgar Su

Djokovic y Murray practicaron juntos en el Melbourne Park el jueves pasado, un día antes de que el escocés, entre lágrimas, anunciara si situación. En aquel ensayo fue notorio cómo Murray renqueaba. "Vi eso, sí. Era evidente –dijo Nole–. No hacía falta siquiera estar en la cancha para notar que él estaba sufriendo. Hemos visto durante muchos años que Murray ha sido uno de los jugadores con mejor condición física en la gira. Crecimos juntos desde juniors. Su cumpleaños es una semana antes que el mío (ambos tienen 31 años). Verlo en dificultades y sufriendo tanto es triste y me duele". Federer, amplió: "Es un golpe duro, pero puede estar muy orgulloso de todo lo que ha logrado". Y Nadal expresó: "Será una pérdida muy importante para nosotros, para el mundo del tenis, para la gira, para los aficionados. Ha sido parte de una gran rivalidad entre los mejores jugadores durante mucho tiempo". El tiempo pasa para todos, incluso para las leyendas. Y, lamentablemente, el fenomenal ‘Big Four’, con todas sus piezas en orden, empieza a extinguirse.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.