No podemos darnos el lujo de que en los Pumas no jueguen los mejores