El hincha: la pasión de Joaquín Levinton por River

Fuente: RollingStone - Crédito: Ignacio Sánchez
Diego Zwengler
(0)
10 de mayo de 2019  

En tu canción Yo soy de River hablás de angustia y también de alegrías ¿Ahí está resumido el sentimiento del hincha?

Claro, la historia de los clubes es una mezcla entre fracasos y triunfos, como en la vida misma. De todo se aprende y de todo hay que salir ileso, además siempre hay una revancha. Esa una canción que retrata un momento de tanta tristeza para el club y el hincha, pero además funcionó como apoyo en un momento muy difícil. Mucha gente puteó al club en ese momento, pero no era tiempo de putear sino de alentar más que nunca.

Había que bancar en la mala

Yo soy un hincha que alienta, aprendí a no putear a los jugadores y bancar aun cuando no metan un gol. No me gusta el que insulta, me parece una porquería y cuando me toca al lado uno así en la cancha me da bronca y ganas de echarlo.

Fuente: Brando - Crédito: Gonza Rodríguez

¿Sos nacido y criado cerca de River?

Sí, lo que más recuerdo es haber ido con mi viejo que me acompañaba y me cuidaba, porque en esa época ir a la cancha era más violento. Después se fue transformando en una historia más de amigos, era toda una travesía, una aventura ir a fumar porro arriba en la San Martín y eludir a la policía. Ahora, si no vamos nos juntamos todos a verlo, es un sentimiento en común.

¿Qué otras travesuras hacías?

En el Monumental nos colábamos seis pibes con el mismo carnet, no eran como los de ahora que son digitales. Lo tirábamos desde la San Martín alta, íbamos subiendo de a uno y lo tirábamos de nuevo. Un día le cayó en la gorra a un policía y se lo llevó puesto, maldición.

¿Cómo viviste momentos tan opuestos como el descenso y la copa frente a Boca?

Pasó que después de haber ganado todo con Ortega, Gallardo y Enzo, y estar tan arriba, se va todo abajo. No se cae de una sola vez, sino que va de a poco. Yo tres años antes comencé con la canción que fui completando hasta terminar el domingo que descendimos. Es una canción emocionante y trágica. Estaba en la casa de una amiga, la terminé ese mismo día, al día siguiente la subí a las redes y fue muy representativa. Lo contrario, en mi vida festejé muchos campeonatos, pero el hincha sabe que la final con Boca fue de los momentos más felices de la historia. Una mezcla de felicidad y de no creer lo que estás viviendo, imposible de describir.

Diste varias vueltas, ¿recordás alguna en especial?

Una vez di la vuelta en andas del verdadero Pipa Higuaín, el padre de Gonzalo. Le fueron sacando la ropa y quedó con un slip rojo. Era gracioso porque parecía que estaba en sunga. Un tipo que jugaba de stopper muy duro, que quebraba al otro en cada cruce, tan machote con el slip quedaba muy raro.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.