Antes del partido con Boca, River remontó la desventaja e igualó 3-3 con Arsenal por la Superliga

Argentina Superliga
  • 3
Arsenal de Sarandí

Arsenal de Sarandí

  • Ezequiel Piovi /
  • Juan Kaprof /
  • Nicolás Giménez
  • 3
River Plate

River Plate

  • Ignacio Scocco
  • Ignacio Scocco
Agustín Monguillot
(0)
18 de octubre de 2019  • 19:05

Estuvo a pocos minutos del aplazo, pero al final sacó un "regular". Faltan cuatro días para afrontar los 90 minutos definitivos de la semifinal contra Boca por la Copa Libertadores y River encontró un freno en su marcha. El 3 a 3 en Sarandí ante Arsenal, por la 10ª fecha de la Superliga, podrá no tener incidencia en lo que se verá en la Bombonera porque Marcelo Gallardo, a excepción de Lucas Martínez Quarta, paró un equipo conformado por suplentes, pero hubo una mala noticia para River: su equipo alternativo fue ampliamente superado y expuso las dificultades que tendrá el plantel en los próximos días en su lucha en los tres frentes, si es que accediere a la final por la Copa Libertadores.

Desde hace días se viene comentando que Gallardo tiene una alineación de memoria para el martes. Tan cierto como que le gusta variar en esquemas y nombres. La visita a Sarandí le daba una doble oportunidad. Por un lado, ganar para ponerse a un punto de la vanguardia. Por el otro, probar, porque tiene en mente la idea de que Paulo Díaz se incorpore a una defensa que tendría a tres centrales (Martínez Quarta y Javier Pinola) y a Milton Casco y Gonzalo Montiel un poco más adelantados. Después de lo que vio en Sarandí, no se habrá ido con muchas certezas.

Piovi puso el 1-0

Lucas Piovi convierte el primer gol de Arsenal frente a River, en Sarandí.

01:02
Video

El River muleto le había dado buen resultado contra Gimnasia en La Plata, pero esta vez se encontró de entrada con sus limitaciones. Arsenal no es de los equipos más poderosos del torneo, pero suma una buena cosecha de puntos (16, con cinco victorias, cuatro derrotas y un empate) en estas 10 jornadas para su objetivo de mantener la categoría. El conjunto dirigido por Sergio Rondina sabía que, en otro contexto, sus chances habrían sido inferiores. Desde el comienzo le sacó jugo a River, con un zapatazo de Ezequiel Piovi a los 10 minutos. Dio la sensación que hubo cierta complicidad de Enrique Bologna, que reaccionó tarde, más allá de que el balón fue bien ubicado.

El 2-0, de Kaprof

Juan Cruz Kaprof anota el segundo gol de Arsenal frente a River, en Sarandí.

01:09
Video

Los papeles parecieron invertidos. Porque el gol no solamente le dio la ventaja a Arsenal: también lo agrandó. Lejos de replegarse, apostó a la tenencia de la pelota y la manejó con criterio. Del otro lado, River siguió desorientado. Se vio a Martinez Quarta salvar el arco más de una vez y andar a los gritos en busca de una reacción. A los 30, un estiletazo dejó mano a mano a un exjugador de River, Juan Cruz Kaprof, con Bologna. El delantero definió con jerarquía: gambeta al arquero y pase a la red. Había prometido que no gritaría un gol, por respeto. Cumplió, aunque hizo cierta celebración.

Scocco descontó

Habrá sido fuerte el reto de Gallardo en el descanso. River salió con otra convicción en el segundo tiempo y se hizo sentir. La pareja Lucas Pratto-Ignacio Scocco descontó con una buena combinación. Pero las buenas sensaciones que experimentó en el ataque chocaron contra otra mal retroceso de la defensa, que terminó con Nicolás Giménez clavando, desde la medialuna, un derechazo contra el palo derecho del arco de Bologna. Un gol casi calcado al de Piovi, y 3 a 1.

Giménez anotó el 3-1

Mientras la mayoría de los jugadores de River hizo agua, Scocco les sacó jugo a los minutos que le dio Gallardo. Ya había marcado frente a Gimnasia y repitió por duplicado en Sarandí. Consiguió el 2-3 con instinto goleador: estuvo en el lugar indicado para empujar la pelota que se desvió después de un córner. El exdelantero de Newell's mostró que ya está en plenitud tras su inactividad por una lesión. Habrá que ver si le alcanza para ganarse un lugar en la formación que jugará ante Boca. Se sabe: cuenta con buenos antecedentes frente al xeneize.

Scocco otra vez, el 3-2

Cuando parecía que llegaría el aplazo, River se encontró con el empate. Matías Suárez logró el cometido para el que ingresó: desniveló, realizó un centro y Fernando Torrent desvió la pelota hacia su arco. El empate hizo aun más frenético al partido. Los dos conjuntos llegaron y tuvieron varias ocasiones claras de gol, pero no concretaron.

El 3-3, en contra

Fue una mala producción la del River de ocasión. Una vez que pase la serie con Boca, tendrá siete partidos más de la Superliga, una posible final por la Copa Libertadores y uno o dos compromisos por Copa Argentina. Hasta 12 encuentros en 45 días. En el horizonte de la competencia triple, la noche de Sarandí dejó más incógnitas que certezas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.