Un Boca sin alma fue goleado 3 a 0 por Aldosivi en una Bombonera vacía

Argentina Primera (Anual) Fase de grupos
  • P
Boca Juniors

Boca Juniors

  • P
Aldosivi

Aldosivi

Desaprovechó varias chances ante un rival que pegó en los momentos justos; perdió el invicto y ahora comparte la cima del torneo; Daniel Osvaldo erró un penal y Pablo Pérez fue expulsado por doble amonestación
Diego Morini
(0)
25 de mayo de 2015  • 08:45

Boca no encontró respuestas y perdió en casa
Boca no encontró respuestas y perdió en casa Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco

Está mareado. Se tambalea y hace esfuerzos por no caerse. Se trata de un golpe contundente a un mentón que ya estaba amoratado. Le duele y mucho. Le dieron un nuevo cachetazo y en su casa. Hace unos días fue la eliminación ante River, que se resolvió tras un escándalo. Hoy lo goleó Aldosivi, que no lo bajó de la cima, pero sí le quitó la condición de invicto en el torneo local y lo dejó frustrado. Un acontecimiento está hilvanado con el otro, porque este equipo de Rodolfo Arruabarrena aún no pudo absorber el impacto de quedarse fuera de la Libertadores y eso hoy lo pagó en una Bombonera que lució desolada, justamente también por ese cruce superclásico que no deja de atormentarlo...

Ahora todo quedó en evaluación. Cada movimiento desnuda una imperfección. Pero lo preocupante para este equipo xeneize no está con la pelota en los pies. No se trata de una cuestión de talentos o destrezas para pasarse un balón o para generar acciones colectivas de juego. Lo que acompleja a Boca es algo que no se puede enseñar: temple para sortear situaciones adversas. Así como no supo cómo no quedar atado a la propuesta agresiva de River, hoy no contó con la capacidad de descubrir cómo vencer a un equipo como Aldosivi, que venía de ser goleado por Banfield por 3-0.

Lequi festeja su gol
Lequi festeja su gol Crédito: Aníbal Greco

No importan los nombres, porque al conjunto xeneize le sobran. Aunque quizás allí también cayera en una trampa. Porque se confió en que esa cuestión le iba a resultar suficiente para convertirse en un buen equipo. Y en menos de 10 días quedó más expuesto que nunca. Hasta la famosa rotación del entrenador xeneize lo empujó a un laberinto del que no puede escaparse. Y claro, de tan confundido hoy se frustró con apenas un chasquido de dedos. Un gol de Aldosivi en la primera situación del conjunto marplatense lo dejó groggy. Y un penal errado por Osvaldo lo terminó de aturdir.

Así de simple todo. Fue la tarde en la que Boca necesitaba aniquilar cualquier duda que pudiera aparecer sobre el temple del equipo y no lo hizo. Porque es real que en la primera parte pudo marcar en más de una oportunidad y hasta convirtió en figura al arquero Campodónico . Pero los merecimientos no lo ayudan a sumar en la tabla. Es el segundo partido que no hace goles en el torneo, el otro fue ante Chicago (0-0), y justo se quedó sin fuego ofensivo ante equipos recién ascendidos...

Fuente: LA NACION - Crédito: @anibalgreco

Hasta el escenario sirvió para potenciar la sensación de desazón, porque las tribunas vacías pudieron resultar la escenografía más helada y silenciosa para la contratación más caliente y estruendosa: la de Daniel Osvaldo . El delantero no sólo falló el penal con el resultado 0-1 -había abieto el marcador Lequi para la visita-, sino que poco le ofreció ofensivamente al equipo, porque a todo su talento no le pudo sumar algo de sacrificio para poner más incómodos a los centrales de Aldosivi. Y a ese sueño de jugar en Boca y dejar una huella le queda un agrio sabor de boca.

Si algo necesitaba Boca era no perder de la manera en que lo hizo. Porque más allá de las cuestiones estadísticas que dirán que no perdía en la Bombonera por semejante diferencia desde la tercera fecha del torneo anterior (ante Atlético de Rafaela por 3-0), lo que lo llena de interrogantes son las formas. Porque Pablo Pérez se fue expulsado en la segunda parte y desde allí todo se fue desfigurando. Y, quizá, que el Vasco no haya armado un equipo titular, lo haya puesto ante una encrucijada. Porque en el encuentro de hoy algunos jugadores, como Gago , no le ofrecieron soluciones al equipo y el técnico apeló a un cambio con menos resonancia interna: salió Lodeiro . Quizá la experiencia de haber dejado afuera a Osvaldo en el clásico con River por la Copa, en el Monumental, que tanto ruido causó en la intimidad del vestuario, terminó por hacer dudar al entrenador del conjunto de la Ribera.

Los goles de Roger Martínez y de Vildozo -una exquisita definición ante Orion - le dieron el último empujón al conjunto xeneize. Ya le dolía todo por la salida de la Libertadores de la manera más vergonzante, y hoy terminó todo desfigurado por los tres sopapos que le pegó Aldosivi.

El gol de Lequi

El gol de Roger Martínez

El gol de Vildozo

El penal errado por Osvaldo

Aldosivi festejó ante Boca. El conjunto marplatense volvió a festejar ante Boca después de 40 años. La última vez que Aldosivi había vencido a los xeneizes fue el 11 de noviembre de 1975 por el Nacional, por 2-1, con goles de Castillo y Mústico.

Sin invicto después de 13 partidos. El conjunto de Rodolfo Arruabarrena perdió después de 13 encuentros en primera división. Boca acumulaba 9 victorias y 4 empates.

El Ángel del gol, verdugo de Boca. Ángel Vildozo marcó ayer su tercer tanto ante el conjunto de la Ribera. El delantero del conjunto marplatense, ya le había anotado dos goles a Boca jugando para All Boys.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.