Boca: Carlos Zambrano trotó en una cinta y Miguel Russo empieza a sonreír

Carlos Zambrano saluda a los fanáticos después de ser presentado como un nuevo miembro del equipo de Boca Juniors en Buenos Aires, Argentina, el viernes 31 de enero de 2020.
Carlos Zambrano saluda a los fanáticos después de ser presentado como un nuevo miembro del equipo de Boca Juniors en Buenos Aires, Argentina, el viernes 31 de enero de 2020. Fuente: Archivo - Crédito: AP
Franco Tossi
(0)
16 de abril de 2020  • 08:58

En tiempos de cuarentena por la pandemia de coronavirus, las redes sociales son el atajo perfecto para conocer qué hacen los futbolistas en sus casas. Este miércoles, entre los tantos videos e historias que aparecieron en las cuentas de Instagram de los jugadores de Boca, se encontró una que llamó mucho la atención y le sacó sonrisas a más de un hincha. Ni que hablar a Miguel Ángel Russo. Porque Carlos Zambrano se grabó trotando en la cinta que tiene en su hogar, con claras muestras de que ya está cerca de recuperarse totalmente de las fracturas de la séptima y octava costillas que sufrió en el encuentro ante Gimnasia, la noche de la consagración en la Superliga.

"Después de una pequeña lesión de casi un mes, lo más gratificante es poder correr y hacer deporte. Gracias por todo, Diosito", fueron las primeras líneas del posteo que hizo el central peruano de la selección dirigida por Ricardo Gareca. Las siguientes fueron de apoyo y transmisión de fe para superar lo más rápido posible esta situación que tiene al mundo en vilo: "#QuedateEnCasa Pronto saldremos de ésta. Y sobre todo a seguir apoyando a la gente que realmente necesita. Y si no sumas, no restes, por favor", pidió.

Aquella lesión ocurrió el ocho de marzo y se estipulaba que la recuperación demandaría alrededor de un mes: teniendo en cuenta que las prácticas en el predio de Ezeiza se frenaron el 17 y la cuarentena hizo más dificultosa su puesta a punto, genera satisfacción para el cuerpo técnico de Boca que ya pueda estar corriendo sin problemas con pocos días de diferencia con respecto a lo que se esperaba. De todas maneras, Russo había dejado en claro que en el diálogo permanente con sus dirigidos, el zaguero peruano era una de sus mayores preocupaciones.

"Estamos en contacto continuamente con los jugadores. Sobre todo, con los lesionados. Quiero saber cómo están tanto Zambrano como Licha López. Es una etapa difícil, nunca nos había pasado esto", comentó el entrenador hace algunas semanas, en la entrevista que le hicieron los hinchas, por intermedio del canal oficial del club.

Miguel Angel Russo sonrie durante una entrevista con la Nación.
Miguel Angel Russo sonrie durante una entrevista con la Nación. Fuente: Archivo - Crédito: La Nación / Fernando Massobrio

Por supuesto que aún no está al cien por ciento de sus condiciones físicas. Lo dicho antes: la pandemia generó dificultades y los tiempos son más extensos. Por eso es que todavía no puede considerarse que esté "a la par" de los trabajos que realiza el grupo tecnológico que hoy existe. "De a poco se va sumando en algunos movimientos que pide el cuerpo técnico. Obvio que la evaluación final la podrán hacer cuando Carlos vuelva a entrenarse en el campo", aportó una fuente cercana al plantel xeneize.

Tal como lo expuso el técnico, el otro afectado es Lisandro López. Sin embargo, su situación es distinta. La fractura de uno de sus dedos del pie izquierdo sucedió ante Central Córdoba. Es decir, tres semanas antes con respecto a la baja de Zambrano. Su evolución ya venía avanzada con los trabajos en el club, a tal punto que desarrollaba ejercicios en el gimnasio antes de la suspensión de las actividades.

Está claro que no bastarán las instrucciones del preparador físico Damián Lanata durante este tiempo de resguardo como para que los jugadores pasen a la acción apenas se retome la acción en el campo de juego: precisarán de una nueva pretemporada y ya en Ezeiza. No obstante, Russo ya tiene noticias más favorables: los soldados caídos se van poniendo de pie.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.