Boca venció a Defensa y Justicia 2-1 y volvió a la punta, pero lamentó lesiones

Argentina Primera (Anual) Fase de grupos
  • P
Boca Juniors

Boca Juniors

  • P
Defensa y Justicia

Defensa y Justicia

Fue en la Bombonera, con goles de Cata Díaz y Osvaldo, ambos de cabeza; salieron Gago y Peruzzi, y Palacios terminó el partido con problemas
Christian Leblebidjian
(0)
15 de marzo de 2015  • 23:46

El festejo de Dani Stone ante Defensa
El festejo de Dani Stone ante Defensa Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

La evaluación del costo, resultado, ganancia del triunfo ante Defensa y Justicia le dejó a Boca un sabor amargo. Porque es cierto que se impuso 2-1, que volvió a la punta del campeonato, que sigue con su racha triunfal e invicto en los dos frentes, pero también sufre porque las lesiones lo vuelven a poner en jaque y lo preocupan, sobre todo cuando una de las bajas es Fernando Gago, su emblema y figura. Los xeneizes esta tarde pasaron de la fiesta a un estado de emergencia que puso en duda el triunfo, incluso condicionado por un gol anulado a Julio Rodríguez por off-side que lo pudo poner de malhumor. Mientras se define futbolísticamente y da pasos ganadores, también encuentra puntos para corregir que no le permiten encontrar márgenes más amplios para celebrar. Las dos caras xeneizes pueden encontrarse desde el volumen de ataque hasta la falta de eficacia en función de lo que genera, o de la presión asfixiante para pararse con personalidad en campo rival a tener que defender con 10 jugadores (más Palacios , lesionado) un encuentro que se había presentado demasiado favorable por méritos propios. También porque mientras empieza a recuperar soldados, se caen otros. Por ahora, le alcanza para definir un presente exitoso desde las ganas y el empuje, desde un nivel de juego colectivo en el cual los jugadores se sienten identificados y desde convertir más goles que en 2014, pero así y todo muchas veces termina sufriendo más de la cuenta, como esta tarde-noche, en la Bombonera.

Equipo en bloque desde el 4-3-3: Hacía tiempo que Boca no respondía como un todo desde lo futbolístico, desde las intenciones y las ejecuciones, desde la búsqueda constante y la aplicación de una filosofía de ataque en donde sus protagonistas sea sientan identificados y unifiquen movimientos para elaborar la misma jugada colectiva. La propuesta no se modifica, más allá de que Arruabarrena aplica la rotación por lesiones, suspensiones, o desgastes que ofrece el calendario local e internacional. Ayer se notó desde un primer tiempo, en el que el equipo fue amplio dominador de la posesión, aunque por momentos la superposición de delanteros le quitó espacios para transformar esa supremacía en situaciones de riesgo claras.

El Burrito Martínez encara ante Defensa y Justicia
El Burrito Martínez encara ante Defensa y Justicia Fuente: Telam

Gago, en el mejor momento desde su regreso: El segundo gol ante Defensa y Justicia fue, en gran parte, mérito de Fernando Gago . El volante presionó alto y recuperó dos veces con anticipos ofensivos en la misma jugada, que siguió en el centro de Palacios y el cabezazo de Osvaldo. Ese fue un detalle de los tantos que hoy está aportando, ya sea como mediocampista central o interior. Gago está en el mejor nivel desde que regresó a Boca en 2013. Está con la confianza alta, es uno de los líderes futbolísticos y aporta su clase desde las entregas para mover a todo el equipo o con los pases filtrados que son capaces de dejar mano a mano a un compañero con el arquero rival. Quita con posesión, lee el juego y se entiende cada vez mejor con Lodeiro (su socio ideal) y con los delanteros.

Lodeiro , determinante en los goles: El N° 10 uruguayo entró muy rápido en sintonía con la camiseta de Boca y sus obligaciones. Corre 13 kilómetros por partido y hasta del cuerpo técnico reconocen que deben "frenarlo" a veces para que no se sobre exija desde el desgaste. Pero más allá de colaborar en la recuperación, Lodeiro está siendo clave desde su participación activa para los goles que está anotando el equipo del Vasco. Hoy fue con su pegada, para el tiro libre que finalizó en el cabezazo del Cata Díaz para el 1-0. Antes de eso, participó en la jugada del 3-1 de Palacios a Olimpo; asistió al propio Palacios para el 2-0 ante Palestino, en Chile, y otra vez había asistido de pelota parada a Komar, ante Montevideo Wanderers, el día del debut de Osvaldo. Con Temperley, gestó el pase para el penal que le hizo Crivelli a Meli y arrancó la acción que finalizó en el 2-0 de Calleri. Esta tarde arrancó como interior por la izquierda y terminó como doble 5 en un 4-4-2, cuando Colazo reemplazó a Martínez. Ante Zamora se dio el gusto de convertir su primer gol con la camiseta azul y oro.

La boca llena de gol con los delan teros: Otra de las virtudes es que convierten todos sus puntas: Calleri , Juan Manuel Martínez , Palacios, Carrizo , Andrés Chávez , hasta Daniel Osvaldo , su refuerzo estrella, que ya suma cuatro festejos.

Peruzzi, otro ejemplo de la abundancia. Gino Peruzzi debutó con la camiseta de Boca y respondió en un buen nivel, pesando más en ataque y con buenos centros, pero también con cruces positivos en defensa. Es la mejor opción para el puesto de lateral derecho, aunque salió acalambrado y recién está dando los primeros pasos. El cuerpo técnico también considera a Marín y Fuenzalida, alternativas que respondieron hasta aquí. Pero es otra muestra de un plantel amplio que ofrece varias soluciones desde la jerarquía y las características en todas las líneas.

Las lesiones lo complican. Esta tarde terminó sufriendo por las salidas de Gago (contractura en el recto anterior derecho), Palacios (molestia en el isquiotibial izquierdo) y Peruzzi (calambre en ambos gemelos). Eso influyó en el rendimiento y por eso Boca sufrió hasta que Defensa y Justicia quedó a tiro del empate tras el descuento de Sánchez Sotelo . Pero antes de eso ya había padecido las bajas de Pablo Pérez , Andrés Chávez, Guillermo Burdisso y Andrés Cubas , por citar cuatro casos puntuales que Arruabarrena considera a la altura de cualquier titular.

La falta de eficacia en la definición: Boca va al ataque, arriesga desde el armado del equipo (muchas veces juntando a Gago y Lodeiro más tres delanteros) y la voluntad para pararse en campo rival, pero no convierte en proporción a lo que genera. Salvo con Zamora (5-0), en la Bombonera, o River en el verano (5-0), son varios los partidos que terminó ajustado en el marcador pese a ser muy superior. Incluso con Colón generó 12 situaciones, pero perdió dos puntos: fue 1-1.

El Vasco todavía no pudo tener a todos a disposición: las lesiones y suspensiones no le posibilitaron al técnico (hasta ahora) tener a todo el plantel. Cata Díaz y Calleri recién ahora podrán volver a jugar en la Libertadores, pero las lesiones lo siguen complicando. Va encontrando soluciones, pero sin tener todo el abanico de posibilidades para el armado del equipo. Boca tiene más motivos para festejar que para estar preocupado, aunque no termina de estar tan cómodo como marca su puntaje casi ideal.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.