Boca-Newell's, por la Copa Diego Maradona: un triunfo especial, con Edwin Cardona como figura y goleador

Edwin Cardona festeja el segundo gol que le convirtió a Newells, en la Bombonera
Edwin Cardona festeja el segundo gol que le convirtió a Newells, en la Bombonera Crédito: Mauro Alfieri / POOL ARGRA
Franco Tossi
(0)
30 de noviembre de 2020  • 00:01

Boca venció a Newell's por 2-0, en la Bombonera, y tomó el liderazgo de la Zona 4 de la Copa Diego Maradona, aunque el triunfo de Lanús sobre Talleres en el otro cotejo del día le impidió sellar la clasificación a la próxima etapa. La gran figura del encuentro fue Edwin Cardona, que anotó los dos goles del equipo de Miguel Angel Russo y, además, fue el mejor nexo en las jugadas de riesgo que generó el equipo de la Ribera.

La Copa Diego Maradona, rebautizada por el fallecimiento del eterno '10', Boca la debía inaugurar, por así decirlo, en la Bombonera y justo frente a Newell's, dos clubes que el ídolo amó y defendió dentro y fuera de la cancha. La carga emotiva, innegable, potenciada por la presencia de su hija Dalma en el palco que siempre fue suyo. La responsabilidad, también. Y es que si bien Diego estuvo presente en la cabeza de todos permanentemente, el local debía salir a ganar: después de las dos derrotas consecutivas como local, podía complicarse. Lo resolvió con altura y relajación: se impuso 2-0, con dos genialidades de Edwin Cardona.

Además, su mente un poco estaba en lo que sucederá dentro de dos días: la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores ante Inter, de Porto Alegre, que se suspendió el miércoles pasado por la desaparición física de Diego. Debía prepararse para eso: Miguel Ángel Russo, de hecho, le dio minutos a muchos jugadores titulares con esa excusa. Necesitado de la recuperación, el xeneize salió con todo. Porque, encima y llamativamente, en el amanecer ya se encontró con espacios servidos para las corridas de Villa, que a los 40 segundos desbordó y centró bajo hacia atrás, pero Cardona la punteó al intentar dominarla y le sacó el gol a Zárate, que llegaba frontal.

Lo mejor del partido

Sin embargo, el colombiano quiso sentirse Maradona en las horas que más duelen. Y en ese papel se activó a los 11 minutos, con el mítico apellido en su espalda -como lo tuvieron todos los jugadores boquenses- y un tiro libre en la puerta del área. Más allá de la pierna hábil, sólo le faltó portar la N°10, pero con la N°8 vale igual el homenaje. Pasos cortitos para engañar un tiro al segundo palo y una ejecución delicada, una caricia final, al poste del arquero con el cual festejó su primer gol en su segundo ciclo con la camiseta azul y oro.

El gol de caño de Edwin Cardona a Ramiro Macagno, el 2-0 de Boca en la Bombonera: nació de un contraataque y el colombiano recibió la asistencia de Wanchope Abila antes de definir con clase.
El gol de caño de Edwin Cardona a Ramiro Macagno, el 2-0 de Boca en la Bombonera: nació de un contraataque y el colombiano recibió la asistencia de Wanchope Abila antes de definir con clase. Crédito: Mauro Alfieri / POOL ARGRA

Literalmente, no le pudieron sacar la pelota. Cardona cubrió, gambeteó, fue preciso en los pases y tiró algunos caños. Uno de ellos, quizás en otra muestra de admiración al ángel que se ganó el cielo, ocho minutos después: Boca la movió de derecha a izquierda, donde Wanchope lo encontró entrando al área, aprovechó la desesperación de Fontanini y, con suma calma, esperó a que Macagno achicara para darle el pase a la red entre sus piernas. 2-0. Y primer doblete de Edwin en Boca.

Mientras Boca bailaba a su compás, Newell's parecía querer replicar el encuentro que los enfrentó en Rosario (ganaron 2-0 los de Russo): la vía del centro, que terminaba en las manos de Andrada. Aquella noche, al menos, se las había arreglado con la jerarquía de Scocco para incomodar. Anoche no pudo: a los 4 minutos, cayó sobre su hombro por una fuerte falta de Campuzano y a los pocos minutos pidió el cambio. Entonces, Maxi Rodríguez, con una definición de emboquillada los 23, y un remate peligroso en la puerta del área, a los 44, tomó la posta del equipo. Aunque no le alcanzó. Sobre todo, con el obstáculo de jugar con 10 hombres por la expulsión de Gabrielli a los 38, tras una falta a Cardona.

A Boca le resultó más fácil todavía dosificar esfuerzos durante el trámite. Aunque intentó insinuar, Newell's salió al segundo tiempo casi resignado y el local dispuso más de la pelota. A los 5 minutos del complemento, el local bien pudo cerrar el partido por la mano insólita de Moreno: Wanchope Abila no quiso saber nada con el triplete de Cardona, se hizo dueño del penal y lo tiró a las nubes.

Jugadores de Boca Juniors festejan uno de los goles de Edwin Cardona frente a Newells y se lo dedican a Dalma Maradona, la hija de Diego estuvo en el palco histórico del 10.
Jugadores de Boca Juniors festejan uno de los goles de Edwin Cardona frente a Newells y se lo dedican a Dalma Maradona, la hija de Diego estuvo en el palco histórico del 10. Crédito: Mauro Alfieri / POOL ARGRA

No es bueno el momento de los delanteros y excede a esa definición. Zárate también tuvo luego la suya, otra vez por culpa de Cardona y su capacidad para saber dónde está el pase punzante mientras soporta la marca pegajosa: el atacante la recibió dentro del área y libre de marca, pero prefirió picársela al arquero antes que definir seguro. Las oportunidades se van diluyendo...

Russo, más tranquilo con los minutos de un resultado inamovible, se dio el lujo del debut de Exequiel Zeballos. Y ahora, con la vuelta al triunfo, irá con mayor confianza a Brasil para empezar a encontrar esa Libertadores que se niega hace trece años.

El Newell's de Frank Kudelka quedó eliminado de la pelea por el título. A falta de una fecha para el final de la Zona 4, penas sumó cuatro puntos, con un triunfo, un empate y tres derrotas.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.