Cataclismo en Paris Saint-Germain: el presidente es la primera víctima de la eliminación