Comienza la era Alfaro en Boca: el primer outsider de la gestión Angelici

Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
Pablo Lisotto
(0)
1 de enero de 2019  • 23:59

Cuando esta tarde, a las 18, presente a Gustavo Alfaro como el nuevo entrenador de Boca, Daniel Angelici iniciará una era inédita en sus siete años como presidente de la institución.

El quinto DT de su gestión, que inevitablemente concluirá a fin de año, es el primero que elige que no tiene relación con la historia xeneize. Después de "heredar" a Julio Falcioni y luego de confiar en grandes ídolos, como Carlos Bianchi, Rodolfo Arruabarrena y Guillermo Barros Schelotto, Alfaro es un outsider. Un hombre al que le llega una de las grandes oportunidades que tiene un entrenador en su carrera: dirigir a uno de los equipos más grandes de la Argentina.

La decisión difiere con las últimas apuestas del presidente por conductores jóvenes. Los 56 años del nuevo entrenador de Boca contrastan sobremanera con los 39 del Vasco cuando asumió en agosto de 2014, y con los 42 que tenía el Mellizo en marzo de 2016. De hecho, está más cerca de los 63 que había cumplido el Virrey antes de iniciar su tercera etapa en enero de 2013.

Pero a la vez es una señal. Porque Angelici debió ceder a sus pretensiones (quería a Antonio Mohamed, de 48) para darle un espaldarazo a la elección del flamante director deportivo Nicolás Burdisso, que también formará parte de la conferencia de prensa de esta tarde, en el salón Juan de Dios Filiberto de La Bombonera.

La historia azul y oro evidencia que sus páginas más gloriosas fueron escritas con conductores que no salieron del riñón del club. La etapa dorada de Carlos Bianchi (1998-2003) se sumó a la inolvidable década del 70, con Juan Carlos "Toto" Lorenzo como padre de las primeras escaladas a la cima de América (1977 y 1978) y del mundo (1978). Incluso, quien le puso fin a la peor racha sin vueltas olímpicas (once años entre 1981 y 1992) fue el Maestro uruguayo Oscar Tabárez, otro hombre sin vínculo con el club de la Ribera hasta entonces.

Salvo una hecatombe deportiva que absolutamente nadie espera, Gustavo Alfaro será el último entrenador de la era Angelici en Boca. Una etapa en la cual el club xeneize adquirió un enorme poderío económico, pero que deportivamente arrastra una deuda grande: recuperar protagonismo fuera de las fronteras de la Argentina. La Copa Libertadores no reposa en las vitrinas de Brandsen 805 desde 2007 y el último logro en el plano internacional fue la Recopa 2008 que le ganó a Arsenal de Sarandí.

Hasta aquí, a lo largo de 7 años y en 14 mercados de pases, Angelici incorporó a 76 futbolistas y a 4 entrenadores. Invirtió más de U$S 100 millones y ganó 5 títulos (todos locales) sobre 23 posibles

La buena gestión administrativa le permitió al delfín de Mauricio Macri darse todos los gustos posibles en materia de refuerzos. Hasta aquí, a lo largo de 7 años y en 14 mercados de pases, Angelici incorporó a 76 futbolistas (entre los que se destacan Juan Román Riquelme, Carlos Tevez, Fernando Gago, Daniel Díaz, Jonathan Calleri, Daniel Osvaldo, Darío Benedetto, Cristian Pavón, Pablo Pérez, Nicolás Lodeiro, Frank Fabra, Wilmar Barrios, Nahitan Nández, Ramón Ábila, Mauro Zárate y Ricardo Centurión, entre otros) y a 4 entrenadores. Y por ellos desembolsó más de 100.000.000 de dólares. Sin embargo, de los 23 torneos en todo concepto que disputó el equipo hasta hoy, pudo ganar cinco: tres torneos locales (Campeonato 2015, Torneo 2016/2017 y Superliga 2017/2018) y la Copa Argentina 2012 y 2015).

El equipo de Alfaro

Alfaro llega a Boca con el mismo equipo de ayudantes que tuvo durante el último año y medio en Huracán. Su ayudante de campo es Carlos González, que trabaja con el DT desde sus inicios como DT, en Atlétido de Rafaela, en 1992. Y el preparador físico es Sergio Chiarelli, quien también lo acompaña desde sus comienzos.

También integran el grupo el ayudante Claudio Cristofanelli, ex jugador de Ferro, Unión y Huracán; y Alejandro Manograsso, como analista de videos de fútbol, tarea que ya realizó en Tigre, Al-Ahli de Arabia Saudita, Rosario Central, Arsenal y San Lorenzo, en todos ellos con el mismo entrenador.

Luego de la presentación y de que se oficialice el vínculo contractual de dos años, el trabajo del nuevo entrenador de Boca comenzará este jueves, cuando el plantel regrese de tres semanas de vacaciones para someterse a los exámenes médicos de rutina. Un día después comenzará la pretemporada, diagramada en el Sofitel La Reserva de Cardales, donde el plantel permanecerá concentrado.

El debut de Alfaro como DT de Boca será el miércoles 16 en Mar del Plata, en un amistoso con Unión de Santa Fe. Y cuatro días después jugará allí mismo ante Aldosivi. Esos serán los únicos dos partidos de verano previstos. El estreno oficial del sucesor de Guillermo Barros Schelotto será una semana más tarde, cuando el 27 el xeneize visite a Newell’s, en la reanudación de la Superliga.

Si bien tiene un plantel numeroso, Alfaro ya sabe que ya no cuenta con Lisandro Magallán (vendido al Ajax de Holanda en una cifra cercana a los 9.000.000 de dólares) ni con el colombiano Edwin Cardona (culminó su préstamo y ya se incorporó al Pachuca de México). Además, aún es incierto el futuro del uruguayo Nahitan Nández (Cagliari, de Italia, quiere incorporarlo), de Pablo Pérez, que posiblemente regrese a Newell’s después de cuatro temporadas en el club de la Ribera, y de Fernando Gago, que se recupera de la rotura de su tendón de Aquiles derecho, y más allá de lo que decida tendrá al menos seis meses de inactividad.

Acerca de las posibles incorporaciones, por el momento son todos rumores e ilusiones, que terminan chocando con la realidad económica de los clubes argentinos frente al atractivo mercado europeo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.