Diego Monarriz: el DT de San Lorenzo que conoció a Nelson Mandela y fue barrendero por un día

Monarriz está frente a la gran oportunidad: surgió en San Lorenzo, pero no pudo afirmarse; ahora es el DT de la primera
Monarriz está frente a la gran oportunidad: surgió en San Lorenzo, pero no pudo afirmarse; ahora es el DT de la primera Crédito: @SanLorenzo
Fernando Vergara
(0)
21 de enero de 2020  • 23:59

Diego Monarriz afronta el mayor desafío de su carrera. Un nuevo reto, y también una gran oportunidad. Ya sin el rótulo de técnico interino, será una de las caras visibles del renovado San Lorenzo. Es tanto el entusiasmo del entrenador que no se tomó vacaciones y se quedó en Buenos Aires diagramando el modelo 2020 del Ciclón. Historias, anécdotas y pasiones de un hombre formado en la casa.

La confirmación de Monarriz en el cargo fue una de las primeras medidas de Marcelo Tinelli una vez que ganó las elecciones presidenciales en diciembre último. Pero también conviene recordar quién es y cómo llegó Monarriz (2 de marzo de 1968, Buenos Aires) a esta chance de oro. En la foja de servicios se van acumulando los datos de un hombre puramente azulgrana, que llegó al club en 1983, se formó en las inferiores y fue subido al plantel de primera por Bora Milutinovic. Luego, el enganche debutó el 15 de noviembre de 1987 en la goleada ante Argentinos por 4-0. El DT era Héctor Veira. En el Ciclón disputó 37 partidos y marcó un gol. Pero le tocó competir en el puesto con Néstor Gorosito y Norberto Ortega Sánchez y dejó el club en 1992. Así, se marchó a un destino futbolístico exótico y desconocido en aquel entonces: Sudáfrica. Allí estuvo en Orlando Pirates y vivió una experiencia que lo marcó a fuego. En un amistoso contra Milan conoció a un espectador icónico: Nelson Mandela.

Luego, Monarriz pasó por All Boys, Belgrano de Córdoba y El Porvenir. Recuerda que, ante la crisis argentina de 2001, debió ganarse la vida como pudo. Según reveló en Clarín, trabajó en un emprendimiento de indumentaria deportiva de la familia de Esteban y Nicolás Cambiasso. E inclusive fue barrendero por un día: "Yo tenía que trabajar en un depósito y entregarles los materiales a los barrenderos. Pero el primer día me vistieron todo de verde fluo y me sacaron a la calle a barrer, en Flores", detalló en la entrevista.

Monarriz fue elegido por Tinelli cuando parecía que Néstor Gorosito se quedada con el cargo, su exitosa reserva le sirvió como trampolín
Monarriz fue elegido por Tinelli cuando parecía que Néstor Gorosito se quedada con el cargo, su exitosa reserva le sirvió como trampolín Crédito: @SanLorenzo

El enérgico Monarriz extrañaba al fútbol. Entonces se contactó con conocidos del ambiente: Jorge Rinaldi, Fernando Berón y Gabriel Rodríguez. Comenzó en las inferiores del Ciclón como auxiliar de técnico y se enfocó en el curso de entrenador. El tiempo también lo llevó a trabajar con los chicos en River y Vélez.

Supo esperar su oportunidad en Boedo. Las vivencias de hoy son completamente nuevas en la vida de Monarriz. Un ejemplo reciente sucedió en Avellaneda, en la derrota 2-1 frente a Independiente cuando el técnico comandó el barco tras la salida de Juan Antonio Pizzi en noviembre del año pasado. Es una fija: el que tiene que poner la cara en muchas ocasiones es el encargado de la reserva. El ex volante transitaba su tercer interinato (reemplazó a Claudio Biaggio en 2018 y a Jorge Almirón a mediados de 2019). Es decir, ya había perdido ante Talleres de Córdoba y Estudiantes de San Luis. "Tres de tres (jugados) perdí, y no me quiero comer más este garrón. Los dirigentes se pueden poner a elegir, pero el garrón que uno está viviendo... ¿Quién va a dirigir? ¿Tinelli? Soy yo el que está en la reserva. Todos los goles que entran cuando estoy con la reserva, acá no suceden", se resignó Monarriz, verborrágico al hablar.

En aquellos días, la bronca no le permitía vislumbrar el futuro con optimismo. "Quiero volver al lugar en el que estoy. Haber nacido en este club es diferente a lo que le pasa a un técnico que le va mal y se va a su casa. Esto a mí no me hace gracia". Sin embargo, se sentó con Tinelli y conversaron con tranquilidad. El actual presidente le tiene un enorme cariño. Conocedor como ninguno de los micrófonos y las cámaras de TV, Tinelli le sugirió no dejarse llevar por la rabia en los momentos tensos. Que pensara un segundo más antes de lanzar una sentencia. Básicamente, que ante los medios no hace falta rellenar esos "espacios" que suelen quedar entre pregunta y respuesta. "Siempre me gustó el trabajo de Diego y su complemento con Hugo Tocalli. Me encanta desde que lo veía en la reserva. ¡A ese equipo bicampeón era un placer verlo! Tengo una relación muy cercana con Monarriz y creo que es un muy buen técnico. Es como Eduardo Coudet, obsesivo, está muy metido", resaltó Tinelli. Justamente, Monarriz tiene un vínculo importante con el ex DT de Racing, al que acompañó durante tres años como ayudante de campo en Rosario Central y Xolos de Tijuana, en México.

Se sabe: San Lorenzo estuvo interesado en una posible llegada de Néstor Gorosito, pero la vuelta de Pipo a Boedo se dilató. Asimismo, una serie de buenos resultados y la gran victoria por 1-0 contra River en el Monumental le brindaron el espaldarazo final a Monarriz en el cargo. ¿Cómo hará el presidente para garantizarle estabilidad al entrenador? "Rodeándolo bien, dándole seguridad. Mejorando todos los sistemas de trabajo, pensando en la tecnología para aplicarla en el desarrollo del equipo. Esas son herramientas en las que tenemos que invertir", aseguró Tinelli.

Como futbolista Monarriz surgió en el Ciclón, pero quedó tapado por Pipo Gorosito y por Ortega Sánchez
Como futbolista Monarriz surgió en el Ciclón, pero quedó tapado por Pipo Gorosito y por Ortega Sánchez Crédito: @SanLorenzo

Desde el club le valoran a Monarriz la predisposición para promover juveniles al primer equipo y las decisiones que fue tomando cuando agarró un fierro caliente. Entre otros, no fue sencillo dejar de lado a Fernando Belluschi, Nicolás Navarro, Ezequiel Cerutti y Rubén Botta, pero la determinación se tomó con firmeza. Se alineó con los directivos. Había una premisa: trabajar con un plantel más reducido. "Sé bien cómo es el fútbol profesional y no tengo miedo de decirle algo a un jugador", le dijo el técnico a Olé.

El DT, también, cuenta con el respaldo de varios referentes del Ciclón. Lo consideran práctico, inteligente y con un estilo de juego en el que busca ser protagonista. "No nos sorprendió su continuidad porque hemos visto la capacidad y el reconocimiento que tiene acá", resaltó Sebastián Torrico, quien será su arquero titular.

A pesar de estar ratificado en el puesto, Monarriz entiende las reglas del juego. "Esto es fútbol y es día a día", repite. Agrega: "No me creo un genio, pero el fútbol es simple". Y aporta un dato que deja entrever su manera de trabajar: "La conducción es fundamental en este deporte".

Al menos por un tiempo, Monarriz ayudó a descomprimir la delicada situación futbolística de San Lorenzo. De un equipo aturdido a otro que, al menos, se permite soñar con arrimarse a los de arriba en la Superliga.

Un delantero a la orden

El último refuerzo en San Lorenzo fue Nicolás Fernández, de 23 años. El ex delantero de Defensa y Justicia firmó su contrato hasta el 31 de diciembre de 2013 y podría debutar el próximo sábado cuando el Ciclón recibirá a Estudiantes.

Torrico es el elegido

Varias de las nuevas caras de San Lorenzo podrían estar desde el arranque en el Nuevo Gasómetro. En el fondo, Monarriz seguiría con una línea de cinco defensores y uno de ellos sería Alejandro Donatti. En el medio, Diego Rodríguez podría acompañar a Gerónimo Poblete. SEl único refuerzo que no estará desde el arranque es Fernando Monetti, dado que Sebastián Torrico aparece como el arquero elegido.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.