El Pincha y el Lobo mostraron impotencia en partes iguales