El proyecto para sumar a las sociedades anónimas al fútbol argentino genera controversias

Macri quiere cambiar la estructura del fútbol actual
Macri quiere cambiar la estructura del fútbol actual
Mauricio Macri quiere abrir la puerta a esta posibilidad para que los clubes puedan elegir por un régimen mixto, que habilite esta opción o mantenerse como sociedades civiles sin fines de lucro; en la AFA ya hay posiciones a favor y en contra
Fernando Czyz
(0)
25 de marzo de 2016  • 23:05

Luego de seis meses de organización del Fútbol para Todos y de intentar conformar un nuevo orden económico en el fútbol argentino, Mauricio Macri vuelve con un viejo anhelo: permitir el ingreso de las sociedades anónimas deportivas (SAD) a los clubes para abrir un escenario de régimen mixto, en el que esta nueva figura conviva con las actuales sociedades civiles sin fines de lucro.

La idea, que en 2000 tuvo un rotundo revés con una votación en contra de 38-1 contra una propuesta del propio Macri, busca ahora una luz propia para "permitir que el fútbol argentino entre en una nueva era".

Esta última frase pertenece a una parte del diálogo que mantuvieron el propio Macri y Marcelo Tinelli en la antesala del ballottage en el Hotel Intercontinental, donde el ahora Presidente de la Nación le manifestó su firme intención de sumar esta figura de gerenciamiento al mundo del fútbol.

Con fuerte resistencia en el Comité Ejecutivo de la AFA y con las elecciones programadas para el 30 de junio, el mandato de Macri consistió en evangelizar sobre el tema y dejar en claro que el gerenciamiento será "una posibilidad" y que los socios de cada club decidirá sobre el futuro institucional y económico de la institución.

Los pre-candidatos Claudio "Chiqui" Tapia y Nicolás Russo se mostraron abiertamente en contra de esta propuesta, mientras que Marcelo Tinelli tampoco apoya la moción porque no se tiene en cuenta la función social de los clubes y la realidad argentina, bien diferente del contexto europeo o asiático.

"No creo que sea la solución para nuestro fútbol. En Argentina, el club es mucho más que un balance y no se puede pensar ni manejar como una empresa. Para mal o para bien, la función social que cumplen los clubes es indelegable", señaló el presidente de Lanús.

En esta misma línea, Rodolfo D'Onofrio , presidente de River, enfatizó: "Las sociedades anónimas no garantizan que vayan a cumplir bien el papel social que tenemos los clubes. En River, por ejemplo, tenemos un montón de actividades deportivas que son deficitarias económicamente y que se mantienen gracias al fútbol y son actividades que sacan grandes deportistas y ayudan a chicos a salir de las drogas, a estudiar, a crecer...".

Al igual que Chiqui Tapia, su suegro Hugo Moyano manifestó su desacuerdo con esta propuesta: "No se puede delegar la conducción de un club en una empresa. No se puede gerenciar la pasión".

En la otra vereda, Daniel Angelici lidera el apoyo oficialista. "Es una posibilidad para algunos clubes, pero por supuesto no para Boca, que está muy bien administrado y no necesita ninguna asistencia. Cada club evaluará a través de sus socios qué es lo que tiene que hacer", enfatizó el máximo referente de Boca.

Por su parte, otro pre candidato como Armando Pérez , gerenciador de Belgrano, apoyó la moción presidencial y explicó: "Así, el fútbol argentino no puede seguir y creo que uno de estos proyectos, a conciencia y con un plan a largo plazo, es una muy buena opción. Sino basta con ver lo que pudimos hacer en Belgrano en los últimos años".

En una posición más componedora a mitad de camino, Juan Sebastián Verón dijo en declaraciones a la agencia Télam: "Si entran las sociedades anónimas al fútbol deberían ser a través de un sistema mixto y no dejando que una empresa sea la que maneje un club".

En la misma línea está el presidente de Racing, Víctor Blanco , que también entiende que la propuesta puede ser interesante, pero con reparos y diferencias: "Tiene que ser una alternativa para aquellos clubes que decidan incursionar en esa dirección".

La propuesta de la opción de gerenciamiento para el fútbol argentino está en marcha y el debate sigue abierto. Es un tema marcará no solo la agenda política nacional, sino que será decisiva en la campaña presidencial para ocupar el sillón de Viamonte.

¿Cómo es el proyecto?

El proyecto de ley que prevé la reforma de los artículos 33 a 45 del Código Civil y Comercial, tiene como imagen el proyecto de ley 283/03, que contó con media sanción en 2003 en el Senado y habilita la posibilidad de que una asociación civil celebre un "contrato de gerenciamiento" o bien un "contrato participativo de inversión y desarrollo".

Como antecedente figura la Ley 25.284 de Fideicomiso o "Régimen especial de administración de las entidades deportivas con dificultades económicas".

Este proyecto está en estudio por un grupo de personas cercanas al Presidente: el Secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis , el referente del Fútbol para Todos, Fernando Marín , el actual presidente de Boca, Daniel Angelici , el Director General de la Agencia Federal de Inteligencia de Argentina, Gustavo Arribas , y una serie de asesores entre los que se destaca Eduardo Gamarnik.

Desde enero, en la confitería Rond Point, los miércoles o jueves al mediodía se transformaron en la usina de ideas para esta "transformación del fútbol argentino" que desvela al presidente.

En esta reforma también se buscará implementar la 'gestión con respaldo', que supone que todo presidente y/o vicepresidente de cada institución responda con parte de su patrimonio por las acciones durante su mandato.

fc/gs

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.