El uno por uno de Boca en la goleada ante Godoy Cruz, con un Buffarini determinante

Julio Buffarini, la figura de la victoria ante Godoy Cruz
Julio Buffarini, la figura de la victoria ante Godoy Cruz Crédito: @BocaJrsOficial
Franco Tossi
(0)
15 de marzo de 2020  • 10:19

Boca debutó en la Copa de la Superliga manteniendo la esencia que lo llevó a ser campeón del campeonato local: ganando, goleando y gustando (4-1). De principio a fin, el conjunto xeneize manejó el encuentro ante Godoy Cruz , en Mendoza, y estiró la racha invicta de Miguel Ángel Russo , que acumula ocho triunfos y dos igualdades.

  • Esteban Andrada (5): si bien tuvo una tarea sobria ante las pocas llegadas de los mendocinos, hubo una acción en particular que pudo abrir el marcador a favor del local, ya que tuvo una mala salida en una pelota parada que terminó siendo despejada por Alonso de casualidad. En el gol que recibió le faltaron reflejos, aunque el cabezazo fue veloz.
  • Julio Buffarini (9) : su rendimiento cambió mucho desde la llegada de Russo. Su titularidad se transformó en indiscutida con el transcurso de los encuentros. Anoche, explotó su nivel. Además de que fue constante a lo largo de los 90 minutos en la defensa y en el ataque, tuvo participaciones en los dos primeros goles. El primero, de su firma: tras una buena presión del equipo, un rebote le quedó dentro del área y definió con potencia. En el segundo, recibió en una posición similar y asistió al espacio para Salvio. En cada jugada se evidencia su confianza: se animó a tirar algún lujo.

  • Carlos Izquierdoz (8): Boca tuvo muchos problemas en la pelota parada y en los centros. Cali fue uno de los que sufrió. No obstante, en lo general, su actuación fue sólida, no dejándolo participar demasiado al delantero Badaloni. Su buen estado físico le permite darse el lujo de salir jugando con gambetas en algunas jugadas. Encima, su labor la cerró con un broche de oro: tomó el rebote de un córner y, de primera, la colocó junto a un palo y a ras de piso para poner el tercer gol.
  • Junior Alonso (7): será difícil sacarle el puesto al paraguayo, que en cada partido se afianza con actuaciones notables. En Mendoza, otra vez se mostró seguro y rápido, además aportó precisión para generar constantes salidas limpias desde abajo.
  • Emmanuel Mas (4): fue lo más flojo del equipo. Tuvo muchas limitaciones para salir jugando desde su costado izquierdo, perdiendo la pelota y entregando pases equivocados. El gol del local comenzó por su accionar infantil: un empujón innecesario sobre el lateral que derivó en el tiro libre. Minutos después, repitió lo mismo, con la fortuna de que Godoy Cruz no conectó la pelota detenida. ¿Lo más rescatable? Su desdoble y asistencia para el cuarto gol.
  • Guillermo Fernández (7): su desempeño fue de mayor a menor, pero su presencia en el juego del equipo fue importante. Se adaptó mejor a su posición de interno, acaso el lugar donde más cómodo se siente. Mucho despliegue y presión, como en el primer gol, en el que colaboró para recuperar la pelota en zona ofensiva y sacar un centro que terminó en el primer gol de Boca.
  • Iván Marcone (6): Russo entendió bien que su presencia requería del acompañamiento de dos internos, como en su época en Lanús. Fue el futbolista de Boca que más pelotas recuperó (12).y el que más precisión tuvo en campo contrario: un 90,3% de efectividad de los 31 pases que realizó, según los datos otorgados por Opta. De todas maneras, sigue lejos de la versión que fue a buscar hace más de un año el club.
  • Emanuel Reynoso (8): el cordobés tuvo un alto nivel, siendo el gran responsable de que Boca mostrase otra buena versión en el juego. Con gambetas, amagues y visión, fue conduciendo los ataques del xeneize. De hecho, fue el jugador que más faltas recibió (4) y el que más se involucró en las disputas de balón (22 batallas). Tuvo errores por apresurado, claro. Sin embargo, fue el mejor de la mitad de la cancha.

Eduardo Salvio, uno de los puntales de esta versión de Boca campeón
Eduardo Salvio, uno de los puntales de esta versión de Boca campeón Crédito: @BocaJrsOficial

  • Eduardo Salvio (7): Toto mantiene su buen nivel, con una indiscutible técnica, inteligencia y hambre de gol. En mendoza fue el que más ocasiones generó. Eso lo llevó, por ejemplo, a convertir el segundo tanto del equipo: le marcó el pase a Buffarini dentro del área y remató cruzado con poco ángulo.
  • Ramón Ábila (5): tuvo poca participación en el juego. Generó dos faltas similares a metros del área grande que no fueron aprovechadas por los respectivos ejecutantes. Tuvo dos cabezazos, uno por tiempo, que encontró siempre a Rey bien parado. Pudo convertir en la primera mitad: giró en el área para su zurda y el palo se lo negó. Aunque la jugada solicitaba tocar la pelota a la derecha, donde había dos compañeros libres para hacer el gol.
  • Agustín Obando (6): la performance del juvenil fue de mayor a menor. En el primer tiempo tuvo una activa participación. En el primer gol, presionó alto hasta la recuperación; en el segundo, sacó el centro vital para que Salvio termine haciendo el gol. Sus escaladas por izquierda fueron constantes y efectivas, pero en el complemento se terminó apagando, por eso se fue reemplazado por Villa a los 20 minutos.
  • Sebastián Villa (5): se esperaba que con su ingreso, Boca pudiera resolver la goleada mucho más rápido. Sin embargo, marcó escasa diferencia, entre la buena marca de Carrasco y las imprecisiones de sus compañeros.

Nicolás Capaldo y Jorman Campuzano jugaron menos de 25 minutos y no sumaron puntajes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.