Falcioni, víctima de insultos y reclamos

"Está bien que el hincha opine", dijo el DT / Riquelme, presente en los gritos
Bruno Distéfano
(0)
1 de octubre de 2012  

La gente de Boca fue levantando temperatura cuando veía que pasaban los minutos y el equipo no podía vulnerar a San Martín de San Juan con un jugador más. Y en el final, se manifestó con mayor bronca hacia Julio César Falcioni con el grito de "Riqueeeelme, Riqueeeeelme". Incluso cuando el entrenador se retiraba hacia el túnel recibió los insultos de unos 200 simpatizantes cercanos a la platea baja.

"La gente siempre quiere ganar. Tiraron papelitos... Está bien que el hincha opine. Me parece perfecto que los hinchas se expresen. No tengo interpretación sobre los gritos. El equipo buscó, fue dominador. Jugamos un gran segundo tiempo y el rival no cruzó la mitad de la cancha, sólo llegaron con la jugada del penal. Boca controló el balón y fue dueño del juego, aunque nos faltó profundidad", fue el comienzo de una tensa conferencia de prensa, donde cada pregunta ofreció una respuesta entre defensiva y malhumorada, con desvíos en el foco de la misma ante varios interlocutores.

–¿Está convencido de que Boca está jugando bien?

–Desde la tenencia del balón y el control del juego, sí. El campeonato está difícil. En este torneo todos ganan y todos pierden, nosotros estamos en la lucha. Nos falta profundidad, pero el control de la pelota lo tenemos. Por lo menos es lo que veo yo.

–¿Un grupo con internas puede jugar bien?

–Los resultados mandan. Si hubiéramos ganado 2-1 seguro que el hincha se habría ido más tranquilo y contento.

–No contestó la pregunta sobre si un grupo dividido podía jugar bien.

–Yo no creo eso (que el grupo esté dividido).

–Porque Boca casi no generó situaciones de gol.

–Si no hubiésemos tenido juego, no habríamos tenido el control del partido. Pero más allá de haber tenido un buen juego, me voy con bronca porque no ganamos. El equipo intentó y buscó con juego corto y largo, pero el rival también se cerró y tuvo un ordenado defensivo en sus líneas.

Y en el final se enojó cuando lo consultaron sobre si seguía con las mismas fuerzas: "Eso no lo voy a responder. Hablo del juego y nada más".

El resultado (y la forma en que se dio) es otro punto en contra para Falcioni de cara al futuro. El entrenador es mirado de reojo por varios futbolistas y también por muchos dirigentes, que ven cómo pasan las fechas y el equipo no logra tener un juego que los convenza. Si bien ayer Boca sumó un punto, el entrenador restó desde la opinión de la gente.

"¿Ledesma? No hablo de cosas internas"

Pablo Ledesma no habló positivamente de Julio Falcioni y el DT lo marginó de la convocatoria para el partido de ayer. Cuando le preguntaron al técnico, dijo: "No opino, no hablo de cosas internas. Lo desafecté de una concentración, pero es jugador del grupo". Más allá de esto, según se pudo averiguar, no habría vuelta atrás entre Falcioni y el volante.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?