Francia abre la Eurocopa ante Rumania y Deschamps diseña su revolución ofensiva

Griezmann, Koscielny, Pogba y Giroud
Griezmann, Koscielny, Pogba y Giroud Fuente: Reuters
Contra la tradición de sumar defensores, el DT Deschamps armó un equipo agresivo
Florent Torchut
(0)
9 de junio de 2016  • 23:51

PARÍS.– A pesar de su tradición defensiva, Francia, que abre hoy "su" Eurocopa frente a Rumania, siempre tuvo grandes delanteros, de Just Fontaine a Thierry Henry, pasando por Jean-Pierre Papin. En este torneo, los Bleus contarán con un arsenal ofensivo joven pero muy prometedor, manejado por el pragmático Didier Deschamps.

No es una garantía ni mucho menos. En 2002, Francia se presentó en el Mundial de Corea-Japón con los goleadores de Italia (Trezeguet), Francia (Cissé) e Inglaterra (Henry), además de Djorkaeff, Dugarry y Wiltord. Quedó eliminada en primera ronda sin meter un solo gol. Para esta Eurocopa, los locales gozan de una ostentosa delantera con Griezmann, Martial, Payet, Coman, Giroud y Gignac. "No tengo problemas con los jóvenes. El talento y la madurez no tienen nada que ver con la edad", considera el técnico francés Didier Deschamps, que eligió no convocar a Karim Benzema, por sus problemas con la justicia, ni a Mathieu Valbuena, pilar del equipo hace dos años en Brasil. Hatem Ben Arfa, a pesar de una temporada espectacular en Niza (17 goles, 6 asistencias), y Kevin Gameiro, goleador del Sevilla campeón de la Liga Europa, tampoco estarán presentes.

"La Eurocopa cae justo al mejor momento", opina Antoine Griezmann (25 años), que acaba de jugar la final de la Champions y de prorrogar su contrato con el Atlético Madrid hasta 2021 "para seguir aprendiendo de Simeone". Anthony Martial (20) y Kingsley Coman (cumplirá 20 también el lunes) juegan en dos equipos grandes como el Manchester United y el Bayern Munich. Dimitri Payet (29 años) es un extraordinario lanzador de tiros libres. En Francia, se criticó mucho a Giroud (29 años también), quién marcó solamente 6 goles en 2016 con el Arsenal, pero el delantero llega enchufado con la selección: lleva la misma cantidad de goles en sus 5 últimos partidos con la casaca azul. Los tres delanteros elegidos por Deschamps (Griezmann, Giroud y Payet seguramente) serán apoyados en su tarea por Paul Pogba y Blaise Matuidi, dos mediocampistas con mucha proyección. Matuidi ya anotó 8 goles en 44 partidos con Francia,

Como sus antecesores Aimé Jacquet, Roger Lemerre y Raymond Domenech, Deschamps se basa sobre un 4-5-1. Con una diferencia mayor: no duda en alinear a sus mejores jugadores juntos en el campo. El ataque ofrece así una deliciosa mezcla de velocidad, potencia, técnica y fantasía. Lo que sorprende es que, como jugador, Deschamps fue precisamente todo lo contrario: un jugador lento pero aplicado y riguroso, con poco lugar para la improvisación. Como entrenador tiene la inteligencia de sacar lo mejor de un grupo, sin prejuicio y con una gran capacidad de adaptación. Definitivamente, no perdió su lectura del juego. "Habrá que jugar liberados, sin freno ni duda", prometió.

ft/jt

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.