Lo que dijo Gallardo sobre De la Cruz y el deseo de Ponzio de cruzarse otra vez con Boca

De la Cruz sonríe como nunca en River: anotó tres goles.
De la Cruz sonríe como nunca en River: anotó tres goles. Fuente: LA NACION
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
3 de mayo de 2019  • 23:39

"Muñeeeco, Muñeeeco". El público de River ya festeja los goles con el clásico cantito para corear el nombre del entrenador. Cada vez que el Monumental se siente identificado con el juego del equipo, aparece la ovación que se volvió un grito de guerra. Marcelo Gallardo es el gran capitán del barco millonario, que atraviesa un 2019 más que alentador. Tras las tres primeras derrotas en un turbulento enero, ahora acumula 12 triunfos, seis empates y una derrota en los últimos 19 partidos. Y el DT se basa en tres claves para explicar el presente del equipo: apetito, voracidad y paciencia.

En primer lugar, apetito para seguir deseando ir por más luego de nueve títulos en el exitoso ciclo que lleva menos de cinco años. "Seguimos haciendo las cosas bien, trabajando, con los jugadores convencidos de una idea de juego. Tenemos ese apetito que estamos acostumbrados a sentir, más allá del tiempo y de las competencias que vamos jugando. Eso es bueno para el entrenador, los jugadores y los hinchas. La victoria de hoy termina siendo una especie de marca de lo que el equipo propone, a través de una idea de juego. Cuando ganás con una diferencia así, difícil en el fútbol argentino por lo complejo que es, demuestra que estamos por el buen camino", comentó Gallardo en la conferencia de prensa luego del 6-0 sobre Aldosivi que lo depositó en los cuartos de final de la Copa de la Superliga.

En segundo lugar, voracidad para ser contundentes y demostrar en el marcador la diferencia que suele sacar en el campo de juego, pero también para dejarle en claro a su gente que la ambición sigue más vigente que nunca. "Estoy muy contento, jugamos un partido de gran nivel y pudimos ser muy contundentes. Veníamos mostrando el nivel, pero sin poder concretar la gran cantidad de ocasiones que teníamos. Hoy se plasmó a través de buen juego y funcionamiento en todas las líneas para hacer la diferencia en el marcador", destacó el entrenador millonario.

"Una victoria así es el estímulo de que todo lo que se viene haciendo es bueno. Y ratifica que seguimos manteniendo una voracidad, una ambición por seguir siendo un equipo sólido, confiable y que quiere y no deja de querer. Eso hace que la gente se sienta representando y alimenta, nos tenemos que alimentar de estos buenos funcionamientos. Posiblemente perdamos, pero va a ser más difícil ganarnos", agregó el Muñeco.

Y por último, en tercer lugar, paciencia, algo que escasea de sobremanera en el fútbol argentino y que el DT evoca como pilar fundamental de la marcada evolución de Nicolás De La Cruz, figura con tres goles en la noche de Núñez.

"Me puedo equivocar en las decisiones o las esperas, pero muchas veces uno no elige por capricho, decide convencido. Y la espera vale la pena. Hay procesos que no son iguales, los futbolistas son diferentes y uno como entrenador intenta darle el mejor espacio para que puedan desarrollar su carrera. Dentro de las exigencias de River, que no suele esperar por la impaciencia y el deseo inmediato, ahí es donde tengo que estar convencido de que a algunos futbolistas hay que esperarlos un poco más. Prefiero seguir equivocándome y teniendo esa paciencia para seguir apostando a los jugadores que considero que tienen condiciones para darle buenos resultados a River", sentenció Gallardo.

Sin un once inicial que salga de memoria, también destacó la alta competencia interna que le permite rotar y variar en varias posiciones sin perder de vista la estructura: "Hay una competencia permanente que ya no tiene por qué asombrar. Eso hace que yo tome decisiones cuando veo a un jugador mejor que otro. No hay un once fijo que juega y los demás entrenan para nada o esperar. Entrenan para ganarse un lugar. Y cuando considere que necesito algunas alternativas para el beneficio del equipo, intento decidir lo mejor", agregó el DT.

Por último, siempre alejado de los números y las estadísticas, el Muñeco optó por casi ni reparar en sus 44 triunfos de los 54 mano a mano que dirigió en todas las competencias y destacó el trabajo realizado a lo largo de los años para mantenerse en la elite del fútbol argentino y sudamericano: "Más allá de las estadísticas, lo que nos tenemos que basar es en lo que somos como equipos, qué queremos y cómo lo queremos. En ese sentido, estamos muy alineados con el mensaje que se baja y con la capacidad de los futbolistas de entender que si nos sostenemos es gracias al trabajo y la dedicación que ellos tienen día a día para seguir en este nivel".

De la Cruz y Ponzio, felices

Minutos después del partido, De la Cruz recibiría la pelota como premio a sus tres goles de manos del árbitro, Germán Delfino. Con el presente en la mano, el uruguayo declaró: "Es una alegría inmensa. Necesitaba un partido así con la gente". Y sobre su progreso en el club, añadió: "Me costó mucho, pero el momento llegó. Estoy muy preparado".

Otro de los que habló sobre la goleada ante los marplatenses fue Leonardo Ponzio. El capitán se mostró contento con su nuevo rol en el equipo, que implica disponer de menos minutos en la cancha: "Me toca mirarlo desde otro lado y saco cosas positivas. Estoy contento igual y no estaré mejor en otro lado. Disfruto día a día", opinó Ponzio. Sobre una eventual final de la Copa de la Superliga con Boca o un Superclásico en alguna instancia de la Copa Libertadores, el capitán millonario aventuró: "Jugar con Boca es parte de esto. Después se verá. Un clásico más nos gusta a todos".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.