River-Cerro Porteño: ¿Hubo falta de Larrivey a De la Cruz? El penal que desató la polémica

Carrillo observa el VAR; el peruano sancionó un controvertido penal para River
Carrillo observa el VAR; el peruano sancionó un controvertido penal para River Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
(0)
22 de agosto de 2019  • 22:00

River empezó con todo. Fue en busca de la apertura del marcador desde el pitazo inicial. Antes de los 2 minutos, mientras la pelota estaba en el área de Cerro Porteño, De la Cruz sintió un golpe y cayó. ¿Hubo falta? No quedó demasiado claro. Es más, el árbitro peruano Víctor Carrillo no observó una infracción y sus colaboradores, tampoco. Hasta que surgió el llamado de la tecnología: el VAR descubrió una falta de Joaquín Larrivey, el exdelantero de Vélez. En realidad, la situación es tan confusa, que parece que el artillero le pega a Alberto Espínola, un compañero.

El primer penal de la noche

El juez corrió hacia el televisor. Y entonces confirmó el penal. Miguel Russo, el entrenador de Cerro Porteño, primero rio y luego protestó. El atacante Nelson Haedo Valdez abrazó a Juan Pablo Carrizo, que siempre se mostró serio y concentrado. Pero el remate de Nacho Fernández, un zurdazo cruzado, fue imposible para el exarquero de River. El tanteador se abrió a los 6 minutos, envuelto en una polémica enorme, en el encuentro de ida de la serie de cuartos de final por la Copa Libertadores.

Así como en el amanecer del partido la tecnología le permitió a River ponerse 1-0, en el segundo tiempo le impidió ampliar la ventaja. Matías Suárez corrió por la banda derecha y mandó la pelota al otro costado del ataque, por donde entraba sin marcas Ignacio Fernández. El mediocampista definió y Carrizo no logró evitar el gol. Sin embargo, el arquero salió despedido para hablar con el árbitro Carrillo. "¿No viste la mano?", pareció preguntarle. El juez peruano esperó para reanudar el juego.

El segundo penal para River

Llegó el llamado del VAR y Carrillo acudió a la pantalla que muestra las imágenes que trasnmiten los asistentes de video. En ella observó lo que le decía Carrizo. En la génesis del gol, Suárez había acomodado con la mano izquierda el balón, que, en velocidad y de pique, de otro modo se le habría escapado. El árbitro deliberó con sus asistentes de VAR por unos instantes y decidió: hizo el ademán de la pantalla y anuló el gol por mano intencional.

Minutos más tarde sobrevino otra jugada polémica, pero Carrillo no precisó la ayuda tecnológica para confirmar su fallo. Carrizo volvió a ser protagonista: tumbó en su área a Exequiel Palacios y el árbitro, muy cerca de la acción, marcó al instante el punto de penal. Casi no hubo protestas. Como a toda acción determinante, el VAR la chequeó. Esta vez, hubo silencio en el intercomunicador. Y Rafael Borré cambió el penal por el 2-0..

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.