La histeria del fútbol argentino: ocho técnicos despedidos en siete fechas