La mirada de Torrico y Pumpido sobre los errores de los arqueros en el torneo

Christian Leblebidjian
(0)
14 de marzo de 2016  • 23:59

Los errores de los arqueros se repitieron mucho más seguido de lo habitual en el actual torneo transición . Al respecto, LA NACION consultó a dos experimentados especialistas.

Nery Pumpido, arquero campeón con la Argentina en el Mundial de México 86 y con River Plate en la Libertadores e Intercontinenal 86, además de DT campeón de la Libertadores con Olimpia en 2002, comentó que la preparación de los arqueros hoy debe ser superior a la de otros tiempos: "Está claro que, a diferencia de mi época, los arqueros tienen que estar mejor preparados técnicamente, ser más completos, tener una mayor habilidad para completar un rechazo o dar un pase de salida. El primer cambio fue cuando se modificó la regla, que los arqueros no podían tomar con las manos un pase de un compañero. Pero recuerdo que nosotros teníamos más tiempo dentro del área para pensar las jugadas, para decidir por dónde continuar la acción".

Sin embargo Pumpido no cree que los errores sean demasiados: "No veo que haya tantos errores. Hablan de varias fallas en la fecha; también en la B Nacional. El tema se agranda demasiado. Lo que pasa es que a los arqueros nadie los salva y una falla de ellos te cuesta un gol. Pero si hacemos un informe de la cantidad de errores de los defensores o de los mediocampistas…, podemos estar tres horas hablando".

Uno de los motivos por los que la situación se repite más es la preparación de los equipos en exponer a los arqueros al riesgo: "Los técnicos hoy pregonan más la salida desde el fondo y por los estilos de juego creen necesario que los arqueros entren más en contacto con la pelota. Pero, además, hoy te exigen para forzar el error. La mayoría de los entrenadores mandan a presionar a los arqueros. Y esa presión es escalonada. Primero arrancan con los defensores, para que éstos no tengan otra salida que seguir jugando hacia atrás para su arquero; y cuando le cae al arquero, hasta estudian si el pase fue hacia su perfil o no para intensificar la presión".

Sobre el error de Barovero ante Colón, explicó: "Fue mala suerte. Que termine así se ve en una de cada cien posibilidades, ya que el jugador de River no arriesgó: quiso rechazar y le salió al medio, pero también, como apuntaba antes, hubo un buen trabajo de presión del delantero Alan Ruiz".

Sebastián Torrico, arquero de San Lorenzo, sabe que en su puesto hay cada vez más actividad y eso aumenta la posibilidad de la equivocación: "Los errores de los arqueros se dan porque hay una mayor participación nuestra en el desarrollo. Eso ocurre porque cada vez más nos involucramos a jugar con los pies, dependiendo del contexto de cada acción, pero nos tenemos que mostrar para ser alternativa de pase de los defensores".

El trabajo en la edad de formación es otra cosa a tener en cuenta: "También es cierto que en las divisiones inferiores se empezó a trabajar hace poco en ese aspecto. Y hay que tener en cuenta que para entrenar eso no se hace sólo con los arqueros y los centrales, sino que es algo global en donde todo el equipo debe moverse en función de hacia dónde va el pase y la próxima descarga", explicó Torrico. Y agregó: "Para nosotros, que somos arqueros de edad más avanzada, y en nombre de mi generación, digo que nos hubiera gustado haber trabajado más este recurso en su momento, incluso desde chicos".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.