Los actos de indisciplina, un incómodo déjà vu para los técnicos de la selección chilena

Diego Morini
(0)
17 de junio de 2015  • 17:06

SANTIAGO.- El escándalo se apodera de la escena. La conmoción es increíble. El hombre más emblemático de Chile, Arturo Vidal, expuso a su seleccionado de una manera increíble. No es la primera vez que sucede algo así dentro del universo del fútbol chileno. Los actos de indisciplina que era algo que aquí se pensó que estaba erradicado desde la época de Marcelo Bielsa, recrudecieron con el accidente de Vidal. Todos le apuntan ahora a Sampaoli, por las licencias que le dio al plantel durante esta Copa. Aunque la historia indica que son demasiados los antecedentes de este seleccionado.

Vidal no es la primera vez que se ve envuelto en situaciones que generaron malestar en Chile. En noviembre de 2011, el volante de Juventus, Gonzalo Jara, Jean Beausejour, Carlos Carmona y Jorge Valdivia, llegaron con retraso a la concentración en Juan Pinto Durán, en estado de ebriedad, después de participar del bautismo del hijo de Valdivia. Todos estaban invitados a la celebración, pero regresaron antes que estos jugadores. El entrenador argentino Claudio Borghi y la ANFP decidieron castigar a estos futbolistas con 20 partidos afuera de la selección. Después se redujo la sanción.

En octubre de 2013, tras la clasificación al Mundial de la Roja, Vidal se quedó celebrando con sus compañeros y perdió el vuelo que lo tenía que llevar a Italia para retornar a Juventus, lo que provocó que le aplicasen una multa económica en el club italiano. Pero hay más, también en octubre, pero del año último, Vidal vivió una situación tensa en una "disco" de Turín. Los guardias del lugar tuvieron que sacarlo de allí porque había provocado una pelea. En Juventus el técnico Conte determinó dejarlo afuera por un juego y volvieron a multarlo.

Ahora bien, no sólo Vidal se vio envuelto en escándalos, sino que también hay antecedentes de otros momentos desagradables para el fútbol chileno. En 2011, antes de viajar al Mundial Sub 20 de 2011, un grupo de futbolistas, entre los que estaban Jaime Valdés, Rodrigo Millar y Joel Soto, fueron encontrados por los Carabineros en un sauna: "Vimos unas luces rojas y pensamos que pasaba algo malo, por eso entramos", esa fue la ridícula excusa que dijeron en su momento. En 2006 en Dublín en una gira europea, en medio de la concentración, el entrenador Nelson Acosta, encontró en una de las habitaciones a Mark González y a Reinaldo Navia junto a tres mujeres. Los futbolistas explicaron que habían recibido a las señoritas porque les habían pedido autógrafos. Los dos fueron separados de la selección. Y en la Copa América, de 2007, en uno de los desayunos, Jorge Valdivia, Jorge Vargas, Pablo Contreras, Reinaldo Navia, Rodrigo Tello y Álvaro Ormeño, comenzaron una guerra con la comida y les faltaron el respeto a varias mujeres que estaban en ese salón.

Esta ciudad está conmocionada por un acontecimiento que tiene en el centro de la escena a Arturo Vidal. En realidad, lo que más altera a todos aquí es advertir que estos escándalos que pensaban que era una cosa del pasado, hoy los expone como nunca y como anfitriones de la Copa América.

at

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.