Mauro Zárate y Sergio Araujo, dos delanteros argentinos que cambian de rumbo

Mauro Zárate deja Fiorentina y se va a Watford; Sergio Araujo abandona Las Palmas y se va a AEK de Grecia
Mauro Zárate deja Fiorentina y se va a Watford; Sergio Araujo abandona Las Palmas y se va a AEK de Grecia Fuente: Archivo
Dos atacantes que no tienen continuidad en sus equipos, buscarán relanzar sus carreras en Inglaterra y en Grecia, respectivamente
(0)
25 de enero de 2017  • 16:51

Dos delanteros argentinos que no encuentran continuidad buscarán nuevos rumbos. Mauro Zárate, de Fiorentina, pasará a Watford, en la Premier League, y Sergio Araujo, de Las Palmas, se irá a AEK, de Grecia.

Por uno u otro motivo, a los dos les cuesta establecer una constancia en su carrera. Tras completar la temporada 2010/11 con Lazio, Zárate, de 29 años, empezó a cambiar de club permanentemente. Pasó a Inter, donde jugó 31 partidos en la 2011/12. Volvió a Lazio en la 2012/13, pero sólo jugó siete encuentros allí, para irse a préstamo a Vélez, donde completó 35 encuentros en la 2013/14.

De la Argentina volvió a irse a Inglaterra. Jugó en West Ham en el arranque de la temporada 2014/15, pero tras 8 partidos el club lo transifrió a Queens Park Rangers. Tampoco consiguió convencer al cuerpo técnico allí y tras jugar cuatro partidos en seis meses, regresó a West Ham. Allí jugó la primera mitad de esta temporada en la Premier League. Pero alternó permanentemente titularidad y suplencia. No consiguió constancia en su juego y tras 21 partidos, fue cedido a Fiorentina. Pero tampoco se asentó en el calcio: 26 partidos y fue transferido a Watford por 2,8 millones de dólares.

Zárate no podrá debutar en la Premier League hasta el 4 de febrero, dado que cumple con una suspensión por una expulsión en la Copa Italia, cuando tomó del cuello al colombiano Jeison Murillo en un partido ante Inter.

Araujo, para cambiar de aire

El caso de Sergio Araujo, de 24 años, es distinto. El ex jugador de Boca había conseguido cierta continuidad en Las Palmas. Fue goleador en la campaña del ascenso, en la temporada 2014/15, pero al llegar a primera, ya no volvió a tener la misma eficacia.

Pero los mayores problemas no fueron los futbolísticos. En los últimos seis meses, Araujo fue detenidos por negarse a hacer un control de alcoholemia y volvió a dar positivo en un test hace diez días.

Su entrenador, Quique Setien, comentó: "Araujo tiene un problema que no puede controlar. No está bien asesorado por su entorno. Cuando metía los goles también era eso y todos lo sabían porque ya pasaban estas cosas. Necesita dar un cambio y un giro fuera porque aquí no podemos. Le pasa algo que no puede con ello. Habrá que ayudarle. No voy a disculparle porque es lo suficientemente mayor para saber lo que hace, pero tiene que salir de aquí y le va a venir bien. Es una situación desagradable".

Tras esas declaraciones, el atacante fue transferido al club griego AEK de Atenas por un millón de euros.

Araujo declaró en la emisora radial del club, UD Radio, que se encuentra muy contento por la decisión que tomó y este pase lo toma como un nuevo desafío donde deberá comenzar de cero y ganarse un lugar entre los titulares. “Es muy difícil despedirse de los compañeros los que compartí tantos años, son una familia para mí”, declaró y agregó que antes de irse le pidió perdón a sus compañeros por no haber estado a nivel futbolístico que ellos esperaban.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.