Nery Domínguez, después de la hazaña de Racing en el clásico: "Jugamos para entrar en la historia del club"

Golpeado en la cabeza y con problemas en la mano izquierda, pero feliz: así terminó el clásico Nery Domínguez
Golpeado en la cabeza y con problemas en la mano izquierda, pero feliz: así terminó el clásico Nery Domínguez
Nicolás Zuberman
(0)
12 de febrero de 2020  • 22:51

Con la cara ensangrentada, una venda sobre su cabeza y el dedo pulgar de la mano izquierda hundido en su camiseta para menguar el dolor de la luxación del hombro, la primera palabra que le salió a Nery Domínguez minutos después del triunfo histórico de Racing ante Independiente fue "orgullo". Tres días después, aun con el hombro dolorido y recién levantado de una siesta, repite la misma definición. "Sinceramente orgullo es lo primero que me sale. Pero no es desde ahora que lo siento. Es una manera de mostrar -dice Domínguez- mi compromiso con el club, con la confianza depositada y con haberme elegido aun habiendo estado en la vereda de enfrente. Para mí fue un gesto, una apuesta muy grande. Se fue dando todo muy lindo: ganamos dos campeonatos, los dos clásicos".

-¿Ya volviste a ver el partido?

-Lo acabo de ver. Fue emocionante. Lo viví de la misma manera que desde adentro pero con otra perspectiva. No se compara con el ambiente que vivimos ahí adentro, pero incluso desde el tele se veía cómo se escuchaba la gente, la emoción, el relato. Cómo jugamos el partido la verdad que me puso la piel de gallina.

El festejo enloquecido de Nery Domínguez, después del gol de Marcelo Díaz
El festejo enloquecido de Nery Domínguez, después del gol de Marcelo Díaz Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

-¿Aún en desventaja sentían que lo podían ganar?

-Pasamos por diferentes emociones. Los primeros 30 minutos fuimos muy dominadores. Cuando quedamos con diez seguimos insistiendo, no nos modificó nada. Nos fuimos al descanso y vino la segunda expulsión en la primera jugada. Ahí la vimos complicada. Trabajamos mucho el partido, fuimos muy inteligentes, manejamos los tiempos, generamos faltas, ganamos oxígeno. Tenemos gente de experiencia. En una pelota parada, en alguna que tuviéramos había que aprovecharlo al máximo. Y así fue.

-¿Qué pensaste cuando decidiste tirarle la pelota a Cvitanich?

-Estábamos en desventaja. Ivan (Pillud) iba a hacer el tiro libre y le pedí que me dejara a mí como para ganar tiempo, para estirar el partido y sacar el equipo lo más alto posible. No sabía a quién tirársela pero Darío es un especialista en buscar faltas, en aguantar la pelota. Se dio una jugada afortunada porque le quedan los rebotes a Walter (Montoya) primero y después a Darío para el pase atrás y que Lolo (Miranda) lo habilitara al Chelo (Díaz) sin tocar la pelota. En el festejo salí corriendo solo para cualquier lado. Una vez que pasó la euforia nos juntamos con los defensores, más Javi García, para hablarnos y darnos motivación: quedaba poco y había que sacar todo lo que venga.

-¿Fue una idea tuya la de agujerear la remera para inmovilizar el hombro como hizo Brown en México 86?

-Fue algo que salió del médico y del kinesiólogo para que yo pudiera seguir en la cancha. Tenía el brazo inmóvil y se le ocurrió cortar la remera para que pudiera meter el dedo ahí. Después quedó la anécdota del gran Tata. Me siento orgulloso de que me comparen con él que es un ídolo, pero era la única manera de seguir en cancha.

-Por las redes sociales el club pidió esa camiseta rota y manchada con sangre para encuadrar.

-Todavía no la entregué, pero para mí sería un orgullo que mi camiseta esté presente ahí. Pero no me gustaría que se queden solo con eso. El partido que hizo el grupo fue emocionante, el equipo que dejó el alma y lo sacó adelante. No es fácil jugar un clásico con dos menos, es muy jodido. Para mí es un partido inolvidable.

Los festejos de la hinchada de Racing sorprendieron en la TV española - Fuente: @elchiringuito/RacingClub

00:34
Video

-Todos hablan de una charla emotiva de Licha. Cuando salieron campeones de la Superliga, en el medio del partido, vos le decís: 'ya está, Viejo, somos campeones'. ¿Qué significa para ustedes Lisandro?

-El Viejo nos transmite mucho. Tanto antes del partido, como en la arenga del entretiempo fue muy emotiva. Teníamos un hombre menos pero éramos conscientes de que habíamos hecho un gran primer tiempo. Nos teníamos que enfocar en eso, en seguir jugando y no en que estábamos con 10. Sabíamos que era difícil pero él nos dijo que lo íbamos a ganar y que iba a ser un partido histórico. El lo vio en el entretiempo y nos dijo que lo íbamos a sacar adelante. Terminó siendo así y aún más porque lo ganamos con 9, no con 10.

-A veces desde afuera da esa sensación: que juegan para la historia del club. En un año lograron dos vueltas olímpicas y dos clásicos que serán recordados por muchos años. ¿Son conscientes de eso?

-Sí, claro que somos conscientes. Tenemos presente que jugamos para entrar en la historia del club y es nuestra motivación, nuestro objetivo. El escudo que representamos nos obliga a prepararnos y ser protagonistas en todo. Veremos hasta dónde nos da en la Libertadores, pero la idea es ser competitivos y pelear hasta el final todo.

El festejo inolvidable de Racing, después de ganarle a Independiente
El festejo inolvidable de Racing, después de ganarle a Independiente Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

-¿Ya te reconocés como defensor central?

-Sebastián (Beccacece) me dijo en la pretemporada que me ve de central, pero tampoco hay que descartar que un día aparezca en el medio. Yo me mato cada semana para ser titular, en la posición que sea. A medida que fueron pasando los partidos trato de aprender la nueva posición, entrenamos situaciones, detalles, posicionamientos. Hoy me encuentro mejor que en el primer partido que jugué ante Boca, en esa posición.

-Tanto te metiste en Racing que ayudaste a organizar una prueba en el club donde arrancaste, en Rosario.

-En diciembre último, tres días después del título con Tigre, hicimos una prueba en el club Torito para ayudar a los chicos que tienen los mismos sueños que yo tenía y que quieren dedicarse a esta profesión. Me puso muy contento porque tanto Milito como la Secretaría Técnica se pusieron en contacto con total humildad con la gente del club. Que un club como Racing vaya al club de mi barrio me da una alegría total.

Lo que sigue para Racing

  • Tres semanas afuera de las canchas. El parte médico oficial de Racing dice que Nery Domínguez sufrió una "luxación glenohumeral izquierda", por lo que estará fuera de las canchas por al menos tres semanas.
  • Con variantes de cara al partido con Colón en Santa Fe. Racing se entrenó con cambios pensando en Colón Lucas Orban, Alexis Soto o el juvenil Fernando Prado se perfilan para reemplazar al lesionado Domínguez para jugar con Colón el viernes a las 21.10 en el Cementerio de los Elefantes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.