Norwich-Derby County: el resbalón de Teemu Pukki en un penal que terminó en blooper y el golazo definitivo de Wayne Rooney

Desde otro ángulo: el resbalón de Pukki y el remate desviado.
Desde otro ángulo: el resbalón de Pukki y el remate desviado. Crédito: Derby County
(0)
3 de octubre de 2020  • 17:25

Iban 7 minutos del segundo tiempo y la oportunidad se antojaba inmejorable: penal a favor. En su estadio, aunque sin público presente, Norwich tenía la posibilidad de adelantarse en el marcador ante Derby County, en un partido de la fecha 4 de la Championship, la segunda división del fútbol inglés. La responsabilidad la asumió un delantero, acostumbrado a lidiar con situaciones así. Entonces, el delantero finlandés Teemu Pukki tomó la pelota, la acomodó en el punto de penal y...

No, no fue gol. Ocurrió algo infrecuente. Cuando el futbolista de Norwich dio el último paso y apoyó el pie izquerdo al costado del balón, se resbaló. Y con ese impulso, el derechazo le salió desviado, por encima del arco que defendía el escocés David Marshall, que se lanzó hacia su izquierda pero no tuvo necesidad de intervenir para defender su portería.

La escena fue como un paso de comedia. Pukki terminó en el suelo, con una mueca mezcla de incredulidad, resignación y algo de ironía. Había anotado un gol en el campeonato, uno al que Norwich llegó luego de haber descendido de la Premier League en la temporada pasada. Y luego de un triunfo en el primer partido ante Huddersfield de visitante, se encadenaron las malas: un empate y una derrota antes del duelo ante Derby County. Pero las cosas podrían ponerse peores.

El blooper en el penal

Es que el partido, que parecía marchar irremediablemente hacia un empate definitivo luego del fallo de Pukki, tendría un vuelco sobre el final. Ya había sido amonestado el argentino Emiliano Buendía en el local cuando llegó la jugada definitiva.

La clase de Rooney en un tiro libre: será golazo.
La clase de Rooney en un tiro libre: será golazo. Crédito: Derby County

En un tiro libre lejano al arco local, se posicionó el bueno de Wayne Rooney, leyenda del Manchester United que transita sus últimos años como jugador profesional en Derby County. El delantero, que cumplirá 35 años el próximo 23 de octubre, dibujó un chanfle precioso por encima de la barrera local y la pelota voló hasta meterse por el ángulo superior izquierdo del arco que custodiaba el neerlandés Tom Krul. ¿Gol? Golazo.

El golazo de Rooney

Iban 87 minutos de partido en el estadio Carrow Road de Norwich cuando Rooney regaló esa gema, celebrada por los hinchas de su equipo desde sus domicilios, a tono con los tiempos pandémicos. Para Phillip Cocu, otro neerlandés (ex futbolista de Barcelona y la selección de su país, entre otros), el gol fue suficiente: inmediatamente reemplazó a Rooney por el inglés Jack Marriott, que si alguna vez llega a ser abuelo contará que fue compañero de una leyenda del fútbol inglés. Y que vio, en la misma tarde, cómo un rival se resbalaba en un penal y luego Rooney sacaba un golazo con la misma facilidad que él tiene para caminar.

Bonus track: cuando Martín Palermo se resbaló pero anotó un gol de penal

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.