Pedro Troglio se fue de Gimnasia y ya son 18 los técnicos que dejaron su cargo en la Superliga 2018/2019

Pedro Troglio dejó de ser el técnico de Gimnasia
Pedro Troglio dejó de ser el técnico de Gimnasia Fuente: FotoBAIRES
Christian Leblebidjian
(0)
17 de febrero de 2019  • 20:12

Pedro Troglio ya no es el entrenador de Gimnasia. El quería dirigir un partido más, pero tras reunirse con los dirigentes de la entidad platense, lo forzaron a finalizar el vínculo ya. Lo echaron. Troglio ya había avisado después de la derrota con Defensa y Justicia (0-1) del sábado por la noche que iba a analizar la situación y ver los pasos a seguir. Pero nadie pensó que el día después, en tan poco tiempo, se iba a conocer el desenlace. Con la salida del conductor del Lobo, ya son 18 los directores técnicos que dejaron su cargo en la Superliga 2018/2019, en la que todavía no se completó la 19° fecha.

El último había sido Gastón Coyette, que se fue de San Martín de Tucumán luego del empate sin goles ante Belgrano de Córdoba en esta jornada. Y Coyette fue otro de los renunciantes, aunque en la 6° fecha, cuando pegó el portazo en San Martín de San Juan. La rueda del fútbol también ofrece historias curiosas.

El primer DT en irse fue Ezequiel Carboni. Renunció en Lanús en la 3° fecha. Inmediatamente asumió en Argentinos Juniors. Los dirigentes lo eligieron porque conocía las divisiones inferiores por su trabajo en las infantiles del club granate y, por ende, también sabía del material que tenía en La Paternal. Pero también fue despedido de Argentinos, en la fecha 12, la misma en la que se fue Eduardo Domínguez de Colón. Lo del actual DT de Nacional de Uruguay empezó a desencadenarse luego de que una cámara de TV lo tomara insultando a sus jugadores en pleno partido la noche que el sabalero le ganaba 2-0 a Huracán, en Parque Patricios, y terminó perdiendo 3-2. Su equipo venía de cortarle el invicto a River de 32 partidos. "¡Son unos cagones. Cagones. Eso es lo que son!", gritó desencajado mirando al banco de suplentes.

Los otros técnicos que renunciaron en la Superliga fueron: Juan Pablo Pumpido (Patronato), en la 5° fecha; mismo fin de semana en el que se fueron Alfredo Berti (Argentinos) y Rubén Darío Forestello (San Martín de Tucumán). Cristian Ledesma dejó Tigre en la 6° fecha, como lo apuntado de Coyette en San Juan; Lucas Bernardi (Belgrano), en la 8° fecha y Claudio Biaggio dejó San Lorenzo en la 10°. El Pampa conseguía resultados pero dejó de hacerlo y tampoco conformaba a los hinchas el juego de su equipo. Su punto límite fue la eliminación de la Copa Argentina ante Temperley. Omar de Felippe renunció en Newell’s en la 13° fecha, aunque también había quedado debilitado cuando fue eliminado por Rosario Central de la Copa Argentina, en el partido jugado a puertas cerradas en la cancha de Arsenal.

Julio César Falcioni decidió irse de Banfield por un tema personal (en la 14°), Diego Dabove no renovó su vínculo con Godoy Cruz y en la 15° fecha emigró a Argentinos. El fin de año también lo dejó sin renovación a Guillermo Barros Schelotto en Boca, aunque pese a que fue bicampeón local asumió el costo de perder la final de la Copa Libertadores con River en Madrid. "Hoy no quiero tener razón. Quiero irme en paz con el hincha de Boca", se limitó a decir el Mellizo y agradeció a los simpatizantes por el apoyo recibido en los dos años y nueve meses que duró su ciclo en la Ribera.

Ya en la reanudación de la Superliga en 2019, el primero en irse fue Mariano Echeverría. Se fue de Tigre en la 18° fecha, tras el emotivo 4-4 con Banfield, en Victoria. Una jornada después Coyette renunció por segunda vez en lo que va del campeonato y lo mencionado de Troglio. "La situación es compleja, es difícil y se está complicando cada vez más. Veremos como sigue todo. Nunca tuve pensado irme, pero si las cosas no se revierten, seguramente vamos a tener que pensar en dejar el club y dar un paso al costado", había dicho tras perder con Defensa y Justicia.

No todos los técnicos se fueron por malos resultados. El caso emblemático de un "pase" en busca de un futuro mejor fue el de Gustavo Alfaro, que dejó Huracán para ser entrenador de Boca tras la salida del Mellizo. Lo convocó el flamante mánager Nicolás Burdisso y Alfaro no dudó, lo que le generó más de un cuestionamiento por haber interrumpido su vínculo con el Globo.

Como se apuntó más de una vez, los torneos largos no son sinónimo de mayor respaldo para los entrenadores. Todavía no se cumplieron 19 fechas y ya se fueron 18 técnicos en la Superliga.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.