Del "mamarracho" y "careta" al acuerdo menos pensado: Sand volvió a Lanús un año después de un adiós turbulento

Crédito: Prensa Lanús
Patricio Insua
(0)
26 de diciembre de 2018  • 19:00

Algún desprevenido podría haber creído que se jugaba un partido. Hinchas que se acercaban desde cada esquina, puestos de choripanes y venta camisetas, sobre todo la más buscada, la del número 9. Pero no había nada en juego, la gente de Lanús solo estaba ahí para recibir al ídolo, porque José Sand es otra vez granate.

A nadie en Lanús le parece exagerado colocarlo en la idolatría máxima en los más de 100 años de historia del club. Protagonista principal en cuatro de los cinco títulos conseguidos desde 2007, Sand se convirtió en un nombre insignia de la institución. Por eso su regreso era tan esperado y tan festejado ahora que se concretó. Porque todavía resuenan sus goles y ya sueñan con los que vendrán.

Pasadas las 18 entró en la sala de conferencia de prensa con el semblante de seriedad que sólo abandonó con una sonrisa cuando pidió que no lo hagan llorar de nuevo en una jornada emotiva.

Retornar a Lanús implicó dejar de lado cruces personales. La partida, hace un año, había quedado envuelta en una agria disputa con el presidente del club, incluidos mensajes y también chicanas a través de los medios de comunicación. Poco tiempo atrás, en septiembre, Sand reavivó el distanciamiento que parecía definitivo: "Siempre pienso en volver a Lanús, pero mientras esté Nicolás Russo no voy a volver". Incluso llegó a tildarlo de "mamarracho". Sin embargo, el acuerdo que parecía imposible se concretó. Incluso antes de ser ratificado al frente de la Comisión Directiva por tres años más, Russo reconoció había cometido un error al dejarlo ir en el marco de un ajuste en el presupuesto para el plantel. "Pensé que no volvía más, pero Dios me dio una oportunidad más y Nicola tuvo la valentía de llamarme", reconoció Sand.

Al contacto con los medios siguió el reencuentro con los hinchas. Desde el campo de juego que este año extrañó sus goles saludó a la gente en el calor agobiante de la tarde sureña lo recibió con una ovación. Cantó con los hinchas y besó el escudo de la camiseta que lleva como ninguna otra.

"Yo nunca me quise ir de Lanús, pero aquella situación me hizo tomar la decisión de irme. Ojalá que le pueda seguir aportando cosas al club", se ilusionó.

Con casi 20 años de carrera como futbolista profesional, Sand está otra vez en el sitio ideal. El correntino se puso 17 camisetas distintas (jugó en 11 clubes argentinos y 5 del exterior), incluyendo la de la selección nacional, pero con ninguna rindió como con la de Lanús. En su primer ciclo hizo 58 goles en 78 partidos y fue campeón del torneo Clausura 2007, mientras que en la segunda etapa gritó 47 tantos en 75 encuentros y fue campeón de primera división nuevamente, de la Copa Bicentenario y de de la Supercopa Argentina. Ahora el desafío será convertirse en el máximo goleador en la historia del club: está a 15 goles de los 120 de Luis Arrieta, quien jugó en Lanús entre 1939 y 1944.

Apenas pasó un año entre la partida y el regreso, pero el contexto deportivo cambió radicalmente. Sand se despidió luego de la final de la Copa Libertadores y lo que afrontará ahora es la lucha por la permanencia. El muy mal año del Granate, con apenas cinco victorias en 31 partidos disputados, desplomó su promedio y con los números que tiene hasta acá arrancaría la próxima temporada en zona de descenso.

"Estamos en una situación complicada, no es la misma de antes. Ahora quiero ponerme a disposición de Luis (Zubeldía) para ya estar con los chicos que conozco y los que llegaron para tratar de sacar a Lanús de esta situación. Quiero pelear cosas importantes y llevar de nuevo al club a lo más alto posible".

En el umbral de los 39 años, José Sand pegó la vuelta para ponerse otra vez la camiseta que mejor le calza, recibir el cariño más genuino y seguir marcando historia en un club que ya lo tiene en el sitial más alto. "Lo único que siempre quise es retirarme con esta camiseta y lo voy a poder hacer", agradeció. Lanús tiene otra vez a su goleador.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.