Río 2016. De aquellos 11 futbolistas del primer entrenamiento a esta eliminación: la selección olímpica pagó el precio del desamparo