Rosario Central-Libertad, por la Copa Libertadores: el adiós del Chaco Herrera y la emoción en Arroyito

CONMEBOL Libertadores Fase de grupos
  • 2
Rosario Central

Rosario Central

  • Joaquín Pereyra /
  • Claudio Riaño
  • 1
Libertad

Libertad

  • Óscar Cardozo
(0)
8 de mayo de 2019  • 18:55

La despedida del fútbol profesional de Germán Herrera fue lo mas destacado de la noche de Copa Libertadores en el Gigante de Arroyito, en la victoria del local, Rosario Central, y Libertad de Paraguay

En definitiva, Rosario Central se despidió de la Copa Libertadores del mismo modo que toda su participación: con una actuación apenas convincente, aunque pudo ganar por primera vez. Es cierto que ambos equipos llegaron con su posición en la tabla resuelta. Los paraguayos de Libertad ya como punteros inamovibles, y los de Cocca, fuera de todo. El local llegó hasta aquí con apenas dos empates y tres derrotas, todas de visitante.

El partido que no pasó de la medianía aburrió a todos. Central se puso adelante en el primer tiempo con un buen remate de Joaquín Pereyra que sorprendió a Silva. En el arranque del complemento, de penal, empató Tacuara Cardozo. Promediando el complemento, una buena jugada de Lovera, le permitió a Riaño, con una pizca de fortuna, marcar el 2-1 definitivo.

Lo verdaderamente emocionante fue la despedida de Germán Herrera, un ídolo de estos tiempos, forjado por goles importantes, principalmente contra Newell's, por ser parte del título de la Copa Argentina 2018, y su pasión incondicional por el club. El delantero nació en Granadero Baigorria, ciudad lindante con Rosario, y su apodo "Chaqueño", es heredado de su papá, oriundo de esa provincia.

A los 17 minutos del primer tiempo, los hinchas explotaron en una ovación y levantaron pancartas con el 17, el número que lo identificó en su carrera. La semana previa al partido no estuvo exenta de polémicas: cuando Cocca comunicó el equipo titular, Riaño ocupaba la plaza de centrodelantero, y el ex San Lorenzo iba al banco. Herrera respondió en conferencia: "Cocca me faltó el respeto". Por suerte para Central, se calmaron las aguas y fue titular, y además, capitán.

Germán Herrera debutó en el Canalla en febrero de 2002, marcó 30 goles en 133 partidos, y durante su carrera pasó por San Lorenzo, Gimnasia y Esgrima de La Plata, y una larga trayectoria en Brasil: Gremio, Corithians, Vasco da Gama y Botafogo. También tuvo un fugaz paso por la Real Sociedad y en Emiratos Árabes. En total jugó 429 partidos y marcó 143 goles.

Al final del partido, emocionado, no pudo ocultar sus lágrimas. "Muy feliz por el cariño que recibí esta y todas las veces que jugué, es algo maravilloso, no tiene precio. Es algo que siempre soñé. Me siento muy orgulloso de nacer, vestir y brindarme al máximo por esta camiseta. Le dije a mis compañeros en el vestuario, que todo pasa rápido y que aprovechen su chance de jugar al fútbol".

Herrera también tuvo tiempo de agradecimientos familiares: "Le agradezco a mi viejos a por darme valores de buena personas y por aprender a ser respetuoso en todos los órdenes de la vida. A mi mujer, que medio tres hijos maravillosos y que tuve la suerte que me pudieron ver con esta camiseta, de la que todos somos hinchas. Y un agradecimiento también al Chacho Coudet, que me dio la posibilidad de volver acá".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.