Clasificado: River se fue sonriente de Rosario en medio de emociones encontradas

Liga Profesional Argentina Fase de grupos
  • 0
Rosario Central

Rosario Central

  • 2
River Plate

River Plate

  • Robert Rojas
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
28 de noviembre de 2020  • 20:10

Miradas brillosas. Silencios profundos. Aplausos estremecedores. Camisetas de la selección con la figura de Diego en el pecho y el "Maradona" con el número redondo en la espalda. Respiraciones profundas. Un 10 en el centro del campo de juego formado por los jugadores y los árbitros. Un "Gracias, Diego" en la pantalla gigante del estadio. Un audio de la hinchada ovacionando al astro. La cinta de capitán de Leo Ponzio con el número 10 y el año 1960 más el símbolo del infinito. Un sentido abrazo entre Kily González y Marcelo Gallardo, dos viejos conocidos de Pelusa. En ese contexto, tan especial como conmovedor, se jugó un partido de fútbol. Y River se clasificó para la Zona Campeonato de la Copa Diego Maradona con un triunfo por 2-0, en otra correcta tarea del equipo alternativo que sigue entregando respuestas al DT.

A tres días del juego frente a Paranaense en la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores, del próximo martes, River consiguió su cuarto triunfo consecutivo en el torneo local y aseguró su pase a la siguiente rueda. Una vez más, logró sortear un incómodo compromiso en un apretado calendario y redondeó una buena actuación en general. Dominó al equipo canalla y volvió a respaldarse en la figura salvadora del arquero Enrique Bologna, fundamental para tapar ciertos errores defensivos que se repitieron.

River mantuvo el 4-3-3, pero esta vez Gallardo decidió utilizar a Leonardo Ponzio como volante central y hacerle una marca personal a Emiliano Vecchio, el jugador más peligroso del local. Y el capitán visitante se lució al impedirle al enganche rosarino recibir y jugar con espacios y tranquilidad, y también se destacó con marca, traslado, despliegue, pases largos y precisión al distribuir la pelota. En una noche de homenajes, Leo llevó la cinta del 10 y se hizo cargo del equipo.

Bologna y Ponzio, los dos jugadores de 38 años, fueron los pilares millonarios. La victoria se dio también por el buen momento del equipo al exprimir las pelotas paradas: marcó su quinto gol consecutivo mediante córners o tiros libres. Y otra vez se lució Robert Rojas, con una completa tarea.

El festejo de Rojas; el paraguayo consiguió su quinto tanto en 32 presencias en River.
El festejo de Rojas; el paraguayo consiguió su quinto tanto en 32 presencias en River. Crédito: Marcelo Manera / POOL ARGRA

El paraguayo marcó el primer tanto en Arroyito a los 9 minutos, con un cabezazo. Su quinto gol en 32 partidos coronó una actuación que tuvo autoridad, anticipos y velocidad, y así el defensor sigue sumando fichas como para ganarse un lugar entre los titulares. La segunda conquista se dio en un tiro libre a los 10 minutos de la segunda parte, por un cabezazo de Damián Martínez en contra.

Además del triunfo, la noche rosarina también le deja a Gallardo la tranquilidad de que en el banco de suplentes tiene jugadores que pueden ser ruedas de auxilio cuando se los necesite: Jorge Moreira volvió a jugar en River tras más de 22 meses y cumplió; Fabrizio Angileri redondeó una buena labor en el lateral izquierdo; Bruno Zuculini fue un gran acompañante para Ponzio en la derecha con velocidad, despliegue, quite y llegada, y Lucas Pratto se ubicó como extremo, en un nuevo rol que cumplió con creces, gracias a una nutrida asociación colectiva.

Jugadores de River festejan el gol en contra de Damián Martínez, de Rosario Central.
Jugadores de River festejan el gol en contra de Damián Martínez, de Rosario Central. Crédito: Marcelo Manera / POOL ARGRA

River viajó a Rosario, cumplió, ganó y sumó aspectos positivos para crecer a futuro. Y se fue con una tímida sonrisa en una noche de emociones encontradas.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.