Sin presidente, con la duda de Messi, sin Copa América ni técnico, Argentina sigue primero en el ranking FIFA